LAS COIMAS K Jueves, 4 de octubre de 2018

Las empresas involucradas en las coimas K no perderán las obras

Podrán seguir participando en las licitaciones, pero deberán apartar a los ejecutivos arrepentidos y cumplir con códigos de "buena conducta".

Las empresas involucradas en la causa de los cuadernos de las coimas no perderán los contratos vigentes de obra pública ni serán excluidas como proveedores del Estado. El objetivo del Gobierno es no detener la obra pública en momentos de crisis económica, impulsada fundamentalmente por la devaluación.

Las compañías podrán seguir participando en licitaciones y proyectos de Participación Público Privada (PPP) pero deberán excluir a los directivos condenados o arrepentidos por corrupción. Además deberán cumplir con programas de "integridad", con códigos de buena conducta y medios de denuncia internos.

El Gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución 27/2018 de la Oficina Anticorrupción (OA) a cargo de Laura Alonso, que determinó una serie de lineamientos que deberán cumplir las compañías involucradas en irregularidades para seguir participando como proveedores del Estado.

El Procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías dijo que las compañías que quieran participar de la obra pública deberán pasar "por un tamiz de control", en una señal de transparencia. El funcionario explicó que por pedido del presidente Mauricio Macri exigirán "que den un paso al costado aquellos accionistas estratégicos que están involucrados en la causa de los cuadernos de las coimas".

De todos modos ya hay varios casos de empresarios que se alejaron de la conducción de compañías involucradas en la causa que investiga el pago de sobornos a funcionarios durante el kirchnerismo. Aldo Roggio (Grupo Roggio), Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), Armando Losón (Albanesi), Juan Chediack (Chediack SA) y Manuel Santos Uribelarrea (MSU Energy) ya se distanciaron de las firmas para no afectarlas.

"No se puede confundir a las personas jurídicas con las físicas, que son sus accionistas o directores. Estamos hablando de empresas que tiene miles de trabajadores, que tienen el conocimiento para hacer toda la obra pública en el país. El bien común está por encima de todo", dijo Saravia Frías.

El Procurador del Tesoro explicó que el Estado, a través de la OA, la Sindicatura General de la Nación (Sigen), la Unidad de Información Financiera, la Comisión Nacional de Valores y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia hará un seguimiento para que las compañías "cumplan con los lineamientos éticos" a cargo de toda la obra, al exponer en un almuerzo organizado por el Rotary Club.

El Gobierno analiza además que las compañías paguen un resarcimiento al Estado por los daños generados por el pago de coimas a funcionarios durante el kirchnerismo, consigna La Nación.

Más noticias