Editorial Martes, 24 de julio de 2018

Militares, anuncio y debate

De las 130 unidades militares que hay en el país, varias podrían ser desactivadas o rediseñadas.

Macri a bordo del Modesta Victoria, en Bariloche.

El presidente Mauricio Macri lanzó el plan de reforma y reorganización de las Fuerzas Armadas que, entre otros aspectos, busca replantear el despliegue de varias unidades militares y el envío de una mayor cantidad de militares a la frontera para luchar contra el narcotráfico, todo lo cual ya ha generado revuelo y debate.

Este solo punto ya abrió un frente de tormenta, ya que sectores opositores salieron a afirmar que eso significa involucrar a las Fuerzas Armadas con el narcotráfico.

Para Macri, en cambio, es importante que los militares puedan colaborar con la seguridad interior, brindando apoyo logístico en la frontera.

Así lo dijo en un acto realizado en la unidad militar de Campo de Mayo, donde también estuvieron el ministro de Defensa Oscar Aguad y los jefes del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y el Estado Mayor Conjunto.

Según la percepción presidencial es necesario poder avanzar en un debate sincero sobre la reforma del sistema de defensa del país.

Un debate que -explicó- permita reflexionar sobre el presente y el futuro de las Fuerzas Armadas.

Macri cree que en las nuevas misiones será fundamental la participación de las Fuerzas Armadas en la protección de objetivos estratégicos. Y que, además, a esto se agrega el desafío del ciberespacio.

La polémica es que las Fuerzas Armadas, por ley, no pueden trabajar en asuntos de seguridad interior. Entonces, ¿hasta qué punto podrían colaborar sin cambiar la norma?

El otro punto que genera inquietud hacia adentro de las fuerzas es que de las 130 unidades militares que hay el país, varias podrían desactivarse. Algunas, en cambio, podrían ser compartidas por dos fuerzas, por ejemplo del Ejército y de la Fuerza Aérea.

En caso de agresión externa, los militares no sólo podrán participar en acciones contra gobiernos extranjeros, como se fijó durante la administración de Néstor Kirchner, sino que también podrán hacerlo en caso de ataques de terroristas que no representan a ningún país.

Por lo pronto, ya se supo que en un plazo de un año y medio 5.000 efectivos se desplegarán en el Norte argentino para combatir a los narcos.

Dejanos tu comentario