Diario Uno > vendimiatmp

Reinas en la cocina y con buen apetito

Nadie puede negar que la comida, de un modo u otro, es convocante. Y más si está acompañada de unbuen vino. Pero ser una chica de barrio y tener la oportunidad de cocinar con un chef internacional

que revele los secretos de la mesa de un hotel cinco estrellas es una experiencia para no olvidar.

Y ese placer se les dio a ellas por ser reinas vendimiales de sus departamentos. Esta vez,

Diario UNO invitó a las soberanas de Tupungato, Belén Brea; de Tunuyán, Sofía Ponce; de La Paz,

Milagros Perucho; de Junín, Tamara Otero, y de Maipú, Melisa Di Betta; para que elaboraran con Juan

Guizzo, chef de cuisine del Bistró M, del Park Hyatt Hotel, un plato hecho con Malbec.

Con la magia propia de quienes disfrutan haciendo que los demás la pasen bien, Juan comenzó

la clase magistral.

Cortar la carne de una manera determinada, practicar el famoso picado de la cebolla a

velocidad luz, elegir especias frescas y respetar la ceremonia de armar las pastas caseras. Sumando

a cada paso, el vino tinto como elemento clave.

Así, mientras cocinaban bajo las instrucciones del maestro cocinero, las chicas se olvidaron

de las cámaras y le preguntaron de todo al especialista, desde por qué eligió esa profesión hasta

si es verdad que los chef son algo histéricos porque se obsesionan con la perfección.

Y como hacen los buenos amigos, Juan contestó cada pregunta sin perder de vista nunca su

creación.

En general, cada una de las reinas sabe cocinar alguno de los platos típicos del menú

mendocino, pero admiten que ninguna prepara "cosas demasiado elaboradas". Sus intereses están

puestos en estudiar y ahora en ser una digna soberana.

La tunuyanina Sofía relató que fue su abuela quien le enseñó los primeros secretos de la

cocina, por eso sus recuerdos están anclados en ayudarla a ella a preparar el almuerzo familiar.

En cambio, para la tupungatina Belén la comida siempre estuvo relacionada con el cuidado de

sus hermanos, ya que ella es la mayor.

En el caso de Milagros, de La Paz, quien vive con una amiga porque estudia en la ciudad,

siempre apela a los postres para darse el gusto.

Mientras seguían el paso a paso, estas jóvenes reinas captaron la atención de los turistas

que se hospedan en el Hyatt, a tal punto que una pasajera de origen holandés no se perdió ni un

instante de toda la producción fotográfica y filmaba con su cámara añadiendo comentarios sobre cada

momento. Hasta se llevó un saludo de las chicas.

A la espera de que los ravioles estuvieran listos, las reinas no pudieron esquivar tentarse

con unos sanguchitos especiales y galletas de chocolates y coco.

Reinas con buen apetito

- Experimentada. Belén Brea, soberana de Tupungato, hace de comer para sus tres hermanos y en

su casa nunca faltan unas buenas milanesas con fritas

- Lo dulce no es lo suyo. Tamara Otero, reina de Junín , contó que en la cocina se defiende

pero a la hora de hacer platos dulces no le salen tan bien.

- Tele a la hora de comer. Estas soberanas tienen gustos diferentes a la hora de acompañar la

comida con la televisión. Para Tamara y Sofía, de Tunuyán, lo mejor es apagarla. En cambio, para

Belén y Melisa, de Maipú, está siempre prendida. En el caso de Milagros, de La Paz, es indiferente.

- Las conquistas. Aunque saben que a un buen porcentaje de hombres se los conquista por el

estómago, la cocina no es el fuerte de las chicas, así que aprovecharon muy bien la clase para

sacar alguna idea original y fácil para aplicar.

- Lágrimas y olores. Como la receta lleva cebolla, no hubo manera de salvarse de las lágrimas

y el olor impregnado en la ropa, pero con la maceración del Malbec, el final quedó espectacular.

Por esto todas disfrutaron de los ravioles y la salsa de hongos.

 Embed      
Las reinas se animaron a cocinar.
Las reinas se animaron a cocinar.
 Embed      
El plato resultó irresistible.
El plato resultó irresistible.
 Embed      
Melisa se animó a poner las manos en la masa.
Melisa se animó a poner las manos en la masa.
 Embed      
Belén y Melisa colaboraron con la masa para los sorrentinos.
Belén y Melisa colaboraron con la masa para los sorrentinos.
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed