Vendimia solidaria Domingo, 15 de abril de 2018

La música como oportunidad

La Clave nació hace cinco años y se encarga de brindarles apoyo escolar, contención y alimentar a varios grupos de chicos.

Claudia Veloce Lucerocveloce@fundacongrupoamerica.org.arFundación Grupo AméricaHacer música es tocar el alma, y eso es lo que hacen en la orquesta La Clave de Lavalle, que surgió hace cinco años dentro del Centro de Apoyo Educativo (CAE) N°231 Jarilleros, de ese departamento. En el CAE se encargan de brindarles apoyo escolar, contención, merienda y sobre todo cariño a los niños del lugar. Entre las actividades que desarrollan a diario se encuentra la orquesta infantil, que funciona los días martes, miércoles y jueves de 14 a 16, a la que asisten niños de 8 a 14 años aproximadamente. El objetivo de este tipo de actividades es ofrecer igualdad de oportunidades a los chicos que forman parte de la orquesta, expandir la cultura, elevar la autoestima de los pequeños, formarlos en valores, fomentar el compromiso grupal y contribuir al desarrollo educacional y emocional de sus integrantes.Para los docentes que allí se desempeñan "nuestro rol es poder brindarles contención emocional además de pedagógica. Trabajamos principalmente la integración de los chicos con discapacidad, logrando a través de la música que ellos vean que somos todos iguales, con tiempos diferentes de aprendizaje, pero todos podemos ser parte de la orquesta", dijo Agustín Yáñez Cacciamani, docente de la orquesta.En la música, "todo lo que hacemos y tocamos busca expresar algo, y eso es precisamente lo que buscamos en La Clave, que quienes la integran puedan descubrir sus intereses, sus capacidades y principalmente puedan a través de la música canalizar aquello que no dicen o no saben cómo expresar", explicó Agustín.Adicionalmente, ser parte de una orquesta les enseña a los niños a trabajar en grupo, a ser compañeros, a prestar atención, a trabajar la concentración y a escuchar al otro, porque sea cual sea el instrumento que toquen, necesitan escucharse, incluso para poder trabajar la afinación. Los docentes están trabajando fuertemente en el sentido de pertenencia a la orquesta, y en seguir despertando la curiosidad musical de los jóvenes, para evitar que a medida que los chicos crezcan o dejen de asistir al CAE, comiencen a abandonar la agrupación musical. De este modo quienes tengan cierto interés musical y quieran ser parte, puedan seguir perteneciendo a La Clave y continuar descubriendo el mundo de la música. "Personalmente, creo que tu contexto social o tu condición no te limita para poder escuchar o disfrutar de determinado estilo musical bajo ningún punto de vista. De allí la importancia de tener la posibilidad de escuchar todo tipo de música, de tener acceso a los diversos instrumentos, y de conocer todo para poder elegir qué es lo que nos gusta", comentó el docente.Hoy pueden ver el crecimiento de algunos niños que al comienzo no querían asistir o incluso de algunos pequeños que tenían ciertas limitaciones. Sin embargo en la actualidad tienen un dominio del escenario, un manejo de los instrumentos y un placer sin igual al hacer lo que hacen."Hace poco entraron dos hermanas que no querían participar, una sólo quería tocar el bombo y la otra quería venir al CAE pero no participar de la orquesta. El primer día le enseñé a leer algunas notas básicas, y terminó leyendo sola toda la partitura. Eso está muy bueno, porque involucra un desafío enorme, y demuestra que de alguna manera la música llega, que los chicos se enganchan. Ese también es nuestro trabajo, ser un cable a tierra para estos chicos y un medio de expresión para poder decir muchas cosas", concluyó Agustín Yáñez.Para los docentes, poder ver y disfrutar las sonrisas de los niños y de sus padres cuando ven lo que estos lograron; ver el crecimiento y desenvolvimiento de los niños sobre el escenario o notar la relación que han entablado con los niños es impagable.En esta comunidad de Lavalle, las necesidades son muchas, desde ropa, zapatillas, útiles escolares, hasta arreglar los instrumentos de la orquesta que están deteriorados tener algunos nuevos. Sin embargo, nunca pierden la costumbre de ser solidarios entre ellos, recibir a la gente cálidamente y ser agradecidos. Porque saben que en la vida, como en la orquesta, nada funciona si no escuchamos, respetamos y consideramos al otro. Para mayorinformación pueden comunicarse al 261-5076195 con Marcelo Mansilla. Docente ó con 261-2444179 con Agustín Yañez Cacciamani. Docente