vendimia solidaria vendimia solidaria
domingo 14 de enero de 2018

Apoyando el Talento

Esta escuela de fútbol funciona en el barrio La Favorita y fue creada por Luciano Castro, quien valoró la importancia del deporte


Claudia Veloce Lucero
cveloce@fundaciongrupoamerica.org.ar
Facebook: @paginasolidariamendoza


En el barrio La Favorita funciona la escuela de fútbol Talento de Barrio. Surgió hace cinco años gracias al entusiasmo y a una situación personal que atravesó Luciano Castro, un joven que por entonces tenía 18 años.

Este adolescente observó la valiosa contención que tenía en su casa y lo importante que era el deporte en su vida y decidió hacer algo por aquellos que no tenían esas herramientas en la vida. "Cuando yo era chico noté que el deporte te saca de un montón de problemas que los niños tienen en sus casas", expresó Luciano.

Así surgió la idea de armar una escuela de fútbol en su barrio. Para eso contó con el apoyo incondicional de su padre Horacio Castro, quién siempre estuvo vinculado con esta actividad, jugó en la liga mendocina y luego se especializó como director técnico. Hoy es el técnico de la escuelita.

"Los comienzos fueron muy duros, Luciano convocaba a los niños casa por casa. Comenzamos con cinco y hoy ya tenemos 50 chicos cuyas edades van desde los 6 hasta los 15 años. No podemos tener más por una cuestión de espacio. Por eso soñamos con el predio propio" declaró Horacio.

Los jugadores asisten dos veces por semana a los entrenamientos que se realizan en un polideportivo que les presta el municipio. Allí se reúnen los lunes y miércoles para dar forma al sueño de ser profesionales.

Además de practicar fútbol, asisten a la escuela porque allí hacen amigos, aprenden valores y modifican muchos hábitos. "Hay madres que nos comentan que sus hijos han cambiado un cien por ciento desde que están en la escuelita de fútbol. Han tenido cambios importantes en su vida y en el desempeño en la escuela, traen mejoras notas. Además son más sociables, cuidan sus cosas, y las valoran más porque saben lo que es esforzarse", comentó Horacio.

Al ver el entusiasmo de estos jugadores, las familias los apoyan y se involucran en sus actividades. Esto es muy importante, porque para poder jugar al fútbol, los niños y adolescentes deben hacerse controles médicos y presentar las libretas escolares. Con el objetivo de que no abandonen los estudios, marcándoles la importancia de la educación como herramienta para el futuro.

El próximo sueño a cumplir es el viaje a Buenos Aires a fines de febrero. La idea es participar en algunos encuentros deportivos con clubes de esa provincia, que los chicos conozcan, viajen, se relacionen y puedan participar en un intercambio deportivo.

Para poder seguir funcionando necesitan del apoyo de la comunidad, les hacen falta materiales deportivos, camisetas, colaboración para los pasajes y meriendas.

Para todos los que forman parte de Talento, se trata de una escuela de vida. Porque a través del deporte se logran muchas cosas, que sean más unidos, más responsables, que cuiden de sí mismos y de los compañeros. "Porque no solamente es jugar al fútbol sino que se conozcan y conozcan el valor que cada uno tiene", sostuvo el técnico.
Fuente:

Más Leídas