tecnologia tecnologia
sábado 16 de diciembre de 2017

La realidad millennial: de individualistas y consumistas a familiares y tolerantes

Nacieron entre el siglo XX y el XXI, y se les nota, por contradictorios. Los millennial, tachados a menudo de individualistas, consumistas y hasta zombies digitales por su relación con las nuevas tecnologías, valoran profundamente la familia, se preocupan por la realidad social e incluso por la política, aunque no destacan, precisamente, por ser participativos.

Lo cuenta ahora el noveno informe sobre la juventud española que elabora la Fundación SM desde 1982. Para más del 80% de los jóvenes españoles de entre 15 y 24 años es "muy importante" la salud y la familia, por encima de los amigos (60%) y el trabajo (57%).

El informe también aborda su nivel de tolerancia. Así, la juventud española es crítica con la violencia de género y el terrorismo, pero tiene tendencia a justificar todo aquello que forme parte del ámbito privado y que esté relacionado con el ámbito privado, sexual o familiar; las elecciones sobre el propio cuerpo, los estilos de vida o de familia y las distintas formas de unión sentimental. Contradictorios y, por tanto, interesantes.Cuando se les pregunta por la confianza que les ofrecen las instituciones, sólo las organizaciones de voluntariado consiguen llegar a generar "mucha confianza" ( 23%), seguido de la Policía y Fuerzas Armadas (más del 18%) y el Sistema de enseñanza (15%), aumentando con respecto a los datos recogidos antes de la crisis, en 2005.

En cuanto al aspecto político, destaca el incremento del número de jóvenes que se sitúa en las posiciones más extremas del espectro ideológico, con un 22% que se posiciona en la extrema izquierda o la extrema derecha, mientras se produce un descenso en el porcentaje de los que no se sentían identificados con la política, pasando de un 25% en 2005 a un 17% en la actualidad.

Esto se refleja en el porcentaje de jóvenes que sigue la información política en los medios, pasando del 26% al 37%, y el aumento en la intención de voto, que pasa de un 34% en 2010 a un 36%.

A pesar de que los jóvenes se consideran consumistas (51%), rebeldes (48%) y muy preocupados por la imagen que proyectan a los demás (47%), el informe señala que ha empeorado la imagen que tienen de sí mismos al descender algunos atributos positivos como ser solidario, trabajador, generoso, maduro o leal, sin diferencias significativas entre sexos.

En cuanto a las prácticas de ocio, hay un descenso en las salidas a bares, cafeterías o pubs (un 10% menos desde 2005) y en las salidas de ocio nocturno (un 8% menos), tendencia que puede estar relacionada directamente con la crisis económica y apoyada por un mayor nivel de equipamiento de los hogares, con una evolución del consumo mediante plataformas como Netflix o HBO, una de las actividades que más practican junto con salir o reunirse con amigos y escuchar música.

Esta generación, también conocida como Y o Z (en función del año de nacimiento) se caracteriza por tener un manejo diferente y exhaustivo de las tecnologías de manera casi innata, y esto se refleja en el informe: el 99% de los jóvenes ha utilizado internet en los últimos cuatro meses, algo que hace 15 años sólo hacía una minoría (14%). Entre los usos más extendidos cabe mencionar las búsquedas en Google (94 %), la visualización de vídeos en YouTube (93 %), las redes sociales como Facebook o Twitter (87 %), el consumo de música (84 %) y ver películas on line (77 %).
Fuente:

Más Leídas