tecnologia tecnologia
sábado 26 de mayo de 2018

La nueva cara de los gamers derriba estereotipos

Los videojuegos ahora se consideran divertidos, geniales y emocionantes y suman cada vez más adeptos en el mundo, lo que dará como resultado un sector de 30 mil millones de dólares para fines de 2018.

La comunidad de videojuegos experimentó un importante crecimiento debido a su diversificación e integración y el perfil del gamer actual cambió radicalmente.

Los videojuegos ahora se consideran divertidos, geniales y emocionantes y suman cada vez más adeptos en el mundo, lo que dará como resultado un sector de 30 mil millones de dólares para fines de 2018.

En la actualidad, la comunidad de gamers les da la bienvenida y acepta a otros que tengan habilidades (40%), y este es el factor que más se tiene en cuenta al seleccionar un oponente, por encima del origen étnico (8%), la visión política (7%) y la orientación sexual (6%), según un estudio de la compañía Dell.

El sector de videojuegos ha cambiado a una velocidad tan exponencial en los últimos cinco años que la cara de la comunidad de gamers se ha transformado ante nuestros ojos, literal y figuradamente.

El mercado de videojuegos, que solía ser un pasatiempo de nicho que atraía principalmente a hombres adolescentes y contaba con los servicios de un puñado de empresas, superó los 30 mil millones de dólares en 2016 y se prevé que seguirá creciendo a una tasa anual de crecimiento (CAGR) del 6% en 2019.

De forma similar, el gran aumento de popularidad de los juegos de PC atrajo a numerosos participantes nuevos de software y hardware, lo que ha permitido impulsar la innovación y la competencia, y ha reducido los costos.

Como consecuencia, el mundo de los videojuegos se ha vuelto aún más atractivo para nuevos espectadores intrigados.

Así como cambió la cara del mundo de los videojuegos (en sentido figurado), también cambió la concepción que las personas tienen de un gamer.

Los resultados de la encuesta confirman que el gamer actual no es el adolescente solitario estereotipado que juega en el sótano de la casa de sus padres.

Los gamers pueden ser: tu compañera de trabajo con dos hijos, el joven que entrena a tu lado en el gimnasio, un voluntario que ayuda a la comunidad y, por lo general, su pareja, su hermano o un amigo.

Lo que todos ellos tienen en común es que se enorgullecen de definirse como "gamers" y quedó atrás la época en que ese término era despectivo.

De los encuestados, menos de 1 de cada 10 admitió sentirse "juzgado", "infantil" o "avergonzado" al ser llamado "gamer" (del 8% al 9% en cada caso).

Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas