tecnologia - Apple Apple
viernes 03 de noviembre de 2017

La locura por la llegada del nuevo iPhone X copó las capitales del mundo

La municipalidad de Moscú dispuso una flota de colectivos en las inmediaciones de la tienda, ubicada en la céntrica calle Tverskaya, para ofrecer traslados en casos de hipotermia.

Los cinco grados bajo cero que se registraron anoche en Moscú no fueron obstáculo para los cientos de personas que acamparon frente a la única sede de Apple en la capital rusa, a la espera de que se abrieran las puertas para comprar el flamante iPhone X, en una escena que se repitió en decenas de ciudades del mundo.

La municipalidad de Moscú dispuso una flota de colectivos en las inmediaciones de la tienda, ubicada en la céntrica calle Tverskaya, para ofrecer traslados en casos de hipotermia.

Embed

✊️♀️ старт продаж айфон X!!!)

Una publicación compartida de @little_ru78 el


En Internet llegaron a ofrecerse puestos en la fila a cambio de elevadas sumas de dinero, incluso comparables con el precio del flamante smartphone, según un cable de la agencia EFE.

Situaciones similares se vivieron en decenas de ciudades de los 55 países en los que hoy salió a la venta el teléfono denominado con una X, un homenaje de Apple al décimo aniversario de la llegada del primer iPhone, que con su pantalla táctil marcó un antes y un después en la industria de la tecnología de consumo.

Dado que en muchos lugares no hacía falta tener un turno previo para lograr el acceso a las Apple Stores, la única recomendación de la empresa de la manzana era "llegar temprano" a las sucursales para hacer con uno de estos equipos, cuya demanda se espera que sea mayor a la de las unidades disponibles.

Así, las ya tradicionales colas se extendieron por Europa, Estados Unidos y Asia.

haciendo cola para el iphone en pekin 01.jpg
Foto: Reuters
Foto: Reuters

En Pekín, por ejemplo, donde sí era requisito una reserva online previa para adquirir el nuevo objeto de deseo, tras más de dos horas de cola el primer comprador chino salió de la principal tienda de la capital ovacionado y en medio de un cerrado aplauso, vestido con una remera en la que se veía la imagen del nuevo teléfono.

"(Estos teléfonos) son parte de mi vida. Quizás es ya solo un hábito o algo familiar lo de cambiar cada año de iPhone", dijo el hombre, que se siente "afortunado" de haber sido el primero en conseguir este modelo.

"Ha sido muy emocionante conseguir el nuevo diseño del iPhone", sostuvo el pekinés Tao, y pronunció las palabras que suelen motivar el fanatismo de los cosumidores de Apple: "Amo esta compañía, su diseño, sus ideas, Steve Jobs...".
Fuente: Télam

Más Leídas