tecnologia - Star Wars Star Wars
jueves 21 de junio de 2018

Esto es lo que pasa si metés las naves de Star Wars en un túnel de viento para calcular si pueden volar

La forma de los TIE Fighter de Star Wars es motivo de broma recurrente dentro del mundo de la aeronáutica y con razón.

El diseño del caza imperial es icónico, pero un absoluto despropósito desde el punto de vista de la aeronáutica. Pero, ¿y las demás naves de la popular saga? EC Henry ha decidido comprobarlo.

No disponemos de ningún Tie Fighter real para meterlo en un túnel de viento, pero existe otra manera de comprobarlo: mediante simulaciones. Lo que ha hecho este YouTuber especializado en cine es introducir modelos 3D de las naves más populares de la franquicia en AutoDesk FlowDesign, que en esencia es un simulador de túnel de viento empleado por los ingenieros para calcular cosas como el coeficiente de rozamiento.

El coeficiente de arrastre de un ladrillo
El dato que nos interesa en este caso es el coeficiente de arrastre, un valor usado en aerodinámica que determina la resistencia de un objeto al moverse por un medio fluido como el aire. Cuánto más bajo es el coeficiente de arrastre, con más facilidad se moverá el objeto por el aire.

naves star wars tunel de viento

Los resultados son todo lo desastrosos que cabe esperar. Un Tie Fighter tiene un coeficiente aerodinámico de 0,98. Está muy cerca del coeficiente de un cubo (1,05), lo que en esencia lo convierte en un ladrillo volador. El X-Wing tampoco es que mejore mucho. Su coeficiente de arrastre es de 0,45, similar al de una esfera (0,47) o al de un Volkswagen Beetle, y los populares escarabajos del fabricante alemán no son famosos por su maniobrabilidad en el aire. Ni siquiera el TIE Striker que aparece en Rogue One y que spuestamente está pensado para maniobras atmosféricas logra mejorar esta cifra y se queda en 0,48.

gif-animado-tie-fighter-tunel-de-viento.gif
GIF: EC Henry / YouTube
GIF: EC Henry / YouTube

El A-Wing y los X-Wing de la Resistencia en la nueva trilogía mejoran esas cifras hasta un coeficiente de 0,17 y 0,24 respectivamente. Aún así, son un pálido reflejo del coeficiente de arrastre que tienen aeronaves reales como el Boeing 787 (0,024) o un caza F-4 Phantom (0,021). ¿La nave de Star Wars con mejor puntuación? El caza estelar N-1 de Naboo, con un coeficiente de 0,1.

caza estelar.jpg
Foto: Revell
Foto: Revell

Turbulencias y sustentación
Hay un matiz a tener en cuenta, y es que EC Henry no especifica cómo ha hecho la medición. Para medir el coeficiente de arrastre de un automóvil se utiliza toda la sección frontal del vehículo, pero en los aviones lo que se usa para llegar a este coeficiente es solo la superficie de las alas. Si el autor del vídeo no ha tenido en cuenta ese detalle es muy probable que las mediciones no sean las correctas.

En realidad no importa mucho. Aunque el plano de las alas de un TIE Fighter tenga un coeficiente de rozamiento bajísimo, no hay que olvidar que esas alas están dispuestas en vertical, por lo que no ofrecen la más mínima sustentación. Los modelos de nave con las alas horizontales también tienen otro problema, y es que no están diseñados para ser estables en un medio gaseoso como una atmósfera. Al pasar a través de la nave, el aire genera tantas turbulencias que sería imposible mantener la nave estable en el aire. Suerte que en Star Wars hace tiempo que inventaron los motores antigravitatorios y pueden hacer levitar lo que ellos quieran.

Fuente: Microsiervos
Fuente:

Más Leídas