Diario Uno > Sociedad

"Una iglesia para los pobres"

El Papa explicó la elección de su nombre ante periodistas de todo el mundo y remarcó que "Dios es el centro, no los sucesores de Pedro", en alusión a su desempeño como jefe de la iglesia Católica. "Me gustaría una iglesia pobre y para los pobres", enfatizó.

El Papa aseguró este sábado que la elección de Francisco es porque "es el nombre de los pobres y de la paz" y confirmó que es en alusión a San Francisco de Asís.

Te puede interesar...

El Sumo Pontífice detalló el momento previo a elegir ese nombre y explicó que una vez electo un cardenal que estaba asu lado le pidió que no se olvidara de los pobres.

Asimismo sostuvo que le "gustaría una Iglesia pobre para los pobres", en otro de los mensajes sensibles destacados por Bergoglio.

El Papa recibió a más de 5 mil periodistas de todo el mundo que cubrieron el cónclave, y dirigió unas palabras, entre las que destacó que "Dios es el centro y no los sucesores de Pedro (Papa)".

"La Iglesia sin él no existiría, no tendría razón de ser. Existe para comunicar la belleza, la bondad en persona", agregó Francisco, quien destacó el trabajo de la prensa durante el cónclave y luego de su designación.

"Han trabajado mucho", deslizó Jorge Bergoglio entre risas y sostuvo que "La Iglesia no tiene lectura política, sino que es espiritual", al tiempo que pidió a la prensa que no la aborden desde una "lectura mundana".De todas maneras, indicó que la santa Sede "hoy tiene la capacidad de la enseñanza para tener una lectura de la realidad" y para ello necesitan "de estudio sensibilidad para afrontarlo".

También remarcó que "el rol de los medios es indispensable para el mundo" y al finalizar su discurso saludó a los periodistas y les dio la bendición tanto a ellos como a su familia.

Posteriormente, recibió a algunos trabajadores de prensa, entre ellos a los argentinos Sergio Rubin y Alicia Barrios, mientras que también lo hizo con una colaboradora del área de prensa del Arzobispado de Buenos Aires, Virginia Bonard, quien le regaló un mate.