Excavaciones realizadas en el castillo medieval de Visegrad, en Hungría, llevaron a un descubrimiento sorprendente: una iglesia perdida del siglo XIV que se hallaba bajo una cancha de tenis. El hallazgo incluyó una cripta colapsada que tenía restos en su interior, y algunos objetos de interés.

Un descubrimiento importante para la zona

cancha-tenis.jpg
La cancha de tenis ocultaba un secreto centenario.

La cancha de tenis ocultaba un secreto centenario.

Los resultados de los trabajos, realizados por el programa Renacimiento de Visegrad, no se hicieron esperar. Los restos de la iglesia fueron encontrados en el primer día, bajo la cancha de tenis ubicada en los terrenos del palacio. Allí se encontró un altar y una cripta, en la que había restos de tres cuerpos.

También se encontraron objetos como una espuela y municiones para diferentes armas, por lo que se cree que los restos pertenecían a soldados. Finalmente, se descubrió un bol de cobre, que podría haber sido usado para defensa. Esto sugiere que cerca de la iglesia se produjo un enfrentamiento sangriento en algún momento.

descubrimient.jpg
El descubrimiento incluye pruebas de una batalla.

El descubrimiento incluye pruebas de una batalla.

Si bien todavía se están analizando los hallazgos, se cree que el edificio colapsó cuando los otomanos capturaron Visegrad en el siglo XVI. Ya se recuperó evidencia de esta ocupación -monedas, un horno y hasta un cementerio otomano- en excavaciones anteriores en la parte baja del castillo.

TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento demuestra que los romanos tenían lujos que aún hoy envidiamos

Durante los próximos años se espera que los trabajos de arqueología continúen, el casco histórico del castillo sea preservado y en algunos casos reconstruido, como parte del proyecto Renacimiento de Visegrad, que comenzó en 2021.