Diario Uno Sociedad Cuidados

Cuidar en Igualdad: para reconocer los cuidados como una necesidad, un derecho y un trabajo

Por UNO

La Campaña Nacional Cuidar en Igualdad. Necesidad, derecho y trabajo, lanzada por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad reconoce a los cuidados como trabajo, históricamente invisibilizado y distribuido de manera desigual.

A través de esta iniciativa, el Gobierno propone aportar a la mejora y ampliación de políticas públicas de cuidados en sus distintas esferas, que promuevan mayor integralidad y acceso para avanzar hacia una distribución igualitaria de estas tareas.

Te puede interesar: Hermanadas, la asociación que nació en la amistad y lucha por la igualdad de género

 Embed      

El objetivo es promovoer la recuperación, reflexión y resignificación de sentidos, prácticas, hábitos, costumbres y paradigmas sobre la temática, de manera tal de contribuir a un abordaje de los cuidados desde una mirada federal e integral, con enfoque de derechos e igualdad de género.

 Embed      

El camino hacia una reorganización más justa de los cuidados será de construcción colectiva, junto al Estado nacional, provincial y municipal, las organizaciones sociales y la sociedad civil, los sindicatos, las empresas, las cooperativas y quienes llevan adelante espacios comunitarios de cuidado.

Para consultas, escribir a cuidarenigualdad@mingeneros.gob.ar.

El resumen ejecutivo de la campaña

 Embed      

Características de la Campaña Cuidar en Igualdad

Cuidar en igualdad promoverá la recuperación, reflexión y resignificación de sentidos, prácticas, hábitos y costumbres, paradigmas sobre la temática.

  • Integral: diseñar e implementar políticas públicas multidimensionales que permitan involucrar a todxs lxs actorxs que tienen injerencia en la organización social de los cuidados en la República Argentina: Estado, mercados, comunidad (organizaciones sociales) y hogares.
  • Federal: atender a la amplia diversidad existente en el país en relación a los cuidados, respetando las identidades, competencias y particularidades institucionales y sectoriales, pero también buscando trascender los límites propios y/o coyunturales, en pos de elevar el piso de las políticas de cuidados específicas para pensar en políticas de Estado integrales.
  • Que promueva la igualdad de género en la distribución del cuidado: las mujeres, travestis o trans u otras identidades vinculadas a estos mandatos culturales patriarcales son mayoritariamente consideradas “cuidadoras naturales” y esto las condiciona para desarrollar sus proyectos de vida.
  • Enfoque de derechos: cuidar es un derecho y también lo es recibir cuidados y cuando se cuida se debe contar con protección social y derechos por tal trabajo. Una distribución más igualitaria de las tareas de cuidado al interior de las familias, pero también que involucre al Estado, a las empresas y a toda la comunidad, es condición necesaria para una sociedad más justa.
 Embed      

Qué entendemos por cuidados

En Argentina, como en todo el mundo, hay muchas formas de familias, hogares, organizaciones e instituciones. Lo que tienen en común estas diversas formas organizativas, más allá incluso de la diversidad cultural, es que en todas ellas se realizan tareas de cuidado.

Éstas se vinculan con todo eso que se hace para que los hogares, las familias y organizaciones funcionen; básicamente, es todo lo que hacemos desde que nos levantamos: la gestión mental y práctica de diversas actividades incorporadas a modo de costumbres y hábitos cotidianos que permiten sostener la vida, como realizar compras, cocinar, limpiar, vestir, higienizar, brindar múltiples asistencias y apoyos a niñas, niños, niñes, adolescentes, personas mayores, personas con discapacidad, y también su réplica en ámbitos comunitarios y/o institucionales.

Esas tareas han recaído sobre la figura de la mujer u otras identidades feminizadas que la cultura patriarcal asocia erróneamente como “cuidadoras naturales”, tanto en la esfera de los hogares como de la comunidad.

La Mesa Interministerial de Políticas de Cuidado

El Gobierno Nacional, a través de la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, recupera la demanda histórica sobre la desigualdad de género existente respecto a los cuidados, constituyendo como una de las prioridades del Ministerio la tarea de visibilizar los cuidados como necesidad, derecho y trabajo y aportar a políticas públicas integrales que promuevan una redistribución más igualitaria de las tareas de cuidado.

A través de la creación de la Dirección Nacional de Políticas de Cuidados se le otorgó además un lugar en la estructura orgánica de la cartera, desde donde pensar e implementar políticas públicas que posibiliten visibilizar y promover una organización social más justa, que no reproduzca la feminización y precarización de estas tareas.

Entendiendo que las políticas públicas que inciden en la organización social del cuidado abarcan distintas aristas que deben estar articuladas, se conformó la Mesa Interministerial de Políticas de Cuidado, coordinada desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, en la cual participan doce organismos públicos nacionales de manera transversal.

La Mesa tiene el objetivo de revisar y potenciar de manera conjunta e integral las políticas de cuidados para la Argentina.

Seguir leyendo