Sociedad | Malargüe | Iglesia Católica | San Rafael

Con un libro entre sus manos falleció vicario de Malargüe

El vicario de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Malargüe, fue encontrado sin vida en su cama. Tenía en sus manos un libro

El presbítero Álvaro Felipe Ezcurra Uriburu falleció el lunes por la noche en la casa parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en Malargüe, donde fue encontrado en su cama con un libro sobre el Santo Cura de Ars en sus manos.

Te puede interesar...

El cuerpo del sacerdote fue ubicado este martes en el templo parroquial, para que los fieles pudieran darle el último adiós, entrando por una puerta y saliendo por otra. Luego, se celebró la misa de exequias, bajo protocolo estricto Covid-19.

Los restos fueron trasladados posteriormente a San Rafael, para ser inhumados en el Panteón del Clero, junto a su hermano Alberto Ezcurra, también presbítero, y demás sacerdotes diocesanos fallecidos.

Álvaro Felipe Ezcurra Uriburu nació en Buenos Aires el 11 de abril de 1950. Fue ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1979 en la catedral de Paraná, Entre Ríos. Actualmente, se desempeñaba como vicario parroquial en Nuestra Señora del Rosario, de Malargüe.

En 1991, ante el fallecimiento de monseñor León Kruk, fue elegido administrador diocesano de San Rafael, hasta la llegada de monseñor Jesús Arturo Roldán.

Luego fue vicario general de San Rafael, hasta la muerte de monseñor Roldán. También fue párroco del Sagrado Corazón de General Alvear y de Jesús de la Divina Misericordia.

Fuente: AICA.