Diario Uno > Sociedad > Mujeres

Becarán a mujeres que ingresen en carreras de informática

La Universidad Champagnat busca incrementar la cantidad de mujeres matriculadas en su carrera de informática, que hoy es sólo del 15%

Con la impronta de incorporar más mujeres a la matrícula de carreras de informática y tecnológicas, la Universidad Champagnat becará masivamente al 50% a todas las mujeres que se inscriban en su Licenciatura en Sistemas o su titulación intermedia de Analista Programadora.

En sintonía con recomendaciones internacionales, se busca promover una mayor participación de la mujer en profesiones que son clave para el siglo XXI en el marco de la llamada “Cuarta Revolución Industrial”.

Te puede interesar...

La beca del 50% cubre la totalidad de la carrera desde el inicio hasta la finalización de los estudios, y no es excluyente con otros programas de fomento que la Universidad Champagnat tiene principalmente para apoyar a comunidades con dificultades económicas.

Para brindar detalles de este anuncio, se realizó una videoconferencia en la que participó el rector de la Universidad Champagnat, Alejandro Giuffrida; el decano de la Facultad de Informática y Diseño, Fernando Pinciroli; la docente e investigadora de la misma Facultad, Laura Zeligueta; el director del Curso de Nuevas Tecnologías y Derecho, Mario Adaro; y la directora de la Diplomatura en Perspectivas de Género y Bioética Aplicada, Eleonora Lamm.

Champagnat busca contribuir a trazar una política educativa que propicie una mayor opción de las mujeres por las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) y los Servicios Basados en Conocimiento (SBC), y de esta forma intentar revertir una tendencia mundial que tiene su consecuente impacto a nivel local, como es la baja participación femenina en el ecosistema digital.

Naciones Unidas en general, y particularmente Unesco, promueven políticas activas y de magnitud para intentar revertir esta tendencia global e incorporar mujeres en el mundo de la tecnología durante la presente década.

En nuestro país, según datos oficiales, el porcentaje de mujeres que estudian carreras vinculadas con la informática se encuentra entre el 15% y el 23% del total del alumnado, entre el trayecto del ingreso y de la graduación.

Mendoza presenta solidez y potencial en el sector de la ingeniería de software, el análisis, diseño y desarrollo de aplicaciones web, los dispositivos móviles y las nuevas tecnologías, y esta capacidad emprendedora puede tener un valor agregado competitivo sustancial si se logra que más mujeres sean parte esencial de esta matriz productiva.

Los objetivos

Consultado sobre el porqué de esta medida, el propio rector de la casa de estudios de Godoy Cruz, Alejandro Giuffrida, explicó: "Nosotros tomamos el compromiso que los organismos internacionales le están pidiendo a las instituciones para revertir un problema que es global, que es el acceso de las mujeres a las carreras científico-tecnológicas intentando adelantarse a lo que va a ser un problema más fuerte del mercado laboral cuando estas carreras sean determinantes para los cambios en la forma de acceder a los trabajos".

Cuantificando la situación actual de la matrícula femenina en su casa de estudios, el rector señaló: "Hoy en Argentina, sólo un 20% de las personas que participan de estas carreras son mujeres. En nuestra universidad, un poco menos, un 15%. Esto es una tendencia universal, así que nos pareció que además de las buenas intenciones había que tomar una medida fuerte y decidimos abrir las puertas de nuestra universidad de manera masiva a todas las mujeres que deseen ingresar a estas carreras de Sistemas becándolas al 50% a todas, desde el comienzo hasta el final, sin cupo y sin fecha de cierre".

“El objetivo es que en el mediano plazo -5 años- tengamos la carrera de informática más igualitaria de todo el país, en cuanto a la distribución entre mujeres y hombres”, destacó Giuffrida.

Para finalizar el rector quiso aclarar un punto importante respecto a los beneficios que ofrecen. "Otro punto que nos pareció importante, es que esta beca sea compatible con otras. Eso significa que no por acceder a esta posibilidad de pagar el 50%, no pueda tener otra ayuda social. Se ha pensado que eventualmente se pueda llegar a becar en un 100% si es que la persona está pasando por un mal momento", cerró.