Sociales Martes, 12 de junio de 2018

Vinos y gastronomía al compás del 2x4

A 85 años de la última visita de Carlos Gardel al Plaza Hotel volvió a brillar el tango en el Salón de los Espejos. Fue durante el Masters Of Food & Wine de Park Hyatt Mendoza. ¡Mirá quiénes estuvieron!

Cuenta la historia que el reconocido Carlos Gardel cantó por última vez en Mendoza en 1933, y que estuvo hospedado en el Hotel Plaza, el elegante Park Hyatt actualmente. En la oportunidad Gardel y sus músicos sorprendieron con algunos tangos y salieron a saludar a sus admiradores.A 85 años de aquel momento, Park Hyatt Mendoza junto a Supervielle Identité como main sponsor, realizaron una nueva edición del Masters of Food & Wine, edición Tango, un evento donde se disfrutó de ritmos arrabaleros, sabores de las mejores bodegas, cocina porteña y rioplatense.

El auspicio y la coordinación de gran parte de la performance en vivo estuvo a cargo de la Municipalidad de la Ciudad. Asimismo, la comuna organizó previamente un Master Class Tango dirigido a turistas y vecinos. La experiencia artística y cultural contó con bailarines de este género, una charla para conocer su historia y la práctica de diversas técnicas para mujeres y hombres. La invitación fue gratuita e incluyó también una clase magistral del bailarín, coreógrafo, productor y profesor municipal, Iván Martínez. Por su parte, El Gaucho Rivero encantó con su inconfundible voz y Walter Anselmi ofreció un relato sobre el bandoneón.

Durante el Masters Of Food & Wine, Max Aguirre y Noelia Zinkunas interpretaron canciones y composiciones instrumentales nuevas mezcladas con rock y narradas al ritmo del 2×4. En tanto, el tango clásico lo presentó la Orquesta Municipal de la Ciudad de Mendoza dirigida por Mario Galván junto a la voz de Patricia Cangemi.

Los bailarines del Ballet Municipal acompañaron con una puesta en escena de "Cronología de Tangos en una ilusión de arrabal". Finalmente se incorporó el tango electrónico a cargo de Sarapura Dj´s con lo más novedoso, ecléctico y sofisticado de la escena mundial.

Esta vez, los chefs invitados crearon sus platos inspirados en la cocina porteña y rioplatense maridados con las más exclusivas bodegas de Mendoza para respirar puro tango en la Capital Internacional del Vino.

Fotos. Luis Amieva

Dejanos tu comentario