Diario Uno > San Rafael

El Municipio podrá limpiar los baldíos de oficio

El Concejo Deliberante, por unanimidad, aprobó ayer por la mañana un proyecto de Ordenanza del edil Darío Barandalla (PJ) para que el Municipio tenga la facultad de actuar de oficio en la limpieza y desmalezamiento de terrenos baldíos privados o inmuebles.

El proyecto, que se convertirá en Ordenanza cuando el Ejecutivo lo promulgue, surgió durante las conversaciones que tuvo el Consejo Departamental de Seguridad con los vecinos que reclamaron la limpieza de estos espacios privados y/o públicos.

La propuesta fue elevada al cuerpo  del concejo tras una serie de reuniones en las que los vecinos denunciaron que en esos lugares los delincuentes ocultan los elementos robados.

En este contexto, Barandalla, en diálogo con Diario UNO señaló que “la ordenanza le permitirá al Municipio actuar de oficio sin necesidad de solicitar autorización al o a los dueños de estos terrenos abandonados”.

Para encuadrar la ordenanza 10026, a las demandas de los vecinos, se resolvió modificar el artículo 11 que habilitará a la Comuna, previa constatación de un acta labrada por personal del área respectiva para establecer multas a cargo del propietario del terreno que oscilarán entre los $800 a $1800 dependiendo de la superficie.

Asimismo, una vez que se realice el desmalezado, el acta y la resolución deberán ser remitidas al dueño del terreno quien tendrá que pagar  las mismas de acuerdo a lo normado en el artículo 10 de la misma ordenanza.

En este sentido,  el concejal justicialista, expresó que “los vecinos podrán denunciar cuáles son los terrenos en los que la falta de limpieza pueda ser sinónimo de inseguridad, luego personal del Municipio los visitará y deteminará si se hace necesario el servicio mediante un  acta que se convertirá en resolución”.

Al respecto, uno de los integrantes del Consejo de Seguridad, Jaquelina Rebolledo(PJ) recordó que “estos temas se discutieron con el Ministro de Seguridad, Carlos Aranda con quien evaluamos estas decisiones”.

Según una estadística presentada como fundamento para modificar la Ordenanza: hay un 18% de lotes baldíos que causan problemas de infección, salubridad e inseguridad, donde vecinos arrojan basura, y dejan crecer la maleza.

Estos lotes estarían en la mira de los inspectores municipales y una vez que la norma se ponga en vigencia, según Barandalla, comenzarán a recorrerlos para iniciar las actas y ordenar la limpieza de los mismos.

Hasta la fecha la  Comuna no tenía la facultad de acceder a estos lugares ni de cobrar por estos servicios.

Con esta herramienta, según el espíritu de la modificación, los concejales pretenden “sancionar a aquellos propiestarios que no cumplieron con la vieja ordenanza de mantener limpios sus terrenos”.

Para finalizar, el edil, reconoció que “si bien  individualizar a los propietarios de estos lugares se facilitó con la implementación de los nuevos sistemas informáticos, la tarea de cobro por el servicio no será nada fácil”, admeás informó que están evaluando otros mecanismos para recuperar ese futuro ingreso.

 Embed