Diario Uno > San Rafael

Minera Vale: 600 sanrafaelinos parados

José Luis Salas

salas.joseluis@diariouno.net.ar

La paralización de más de dos meses de la minera Vale tiene en vilo a muchas personas cuyos ingresos dependen de ello directa o indirectamente, ya sea empleados o compañías contratistas. Sólo en San Rafael hay 600 trabajadores de la construcción que esperan novedades sobre el tema que les permita despejar las dudas sobre su futuro laboral.

Estas personas forman parte de los más de 4.200 empleados que se encuentran sin poder volver al complejo situado en el extremo Sur de Malargüe, en el límite con Neuquén, desde el 21 de diciembre pasado, cuando las empresas contratistas les dieron vacaciones.

En teoría tenían que retornar a sus puestos de trabajo el 6 de enero, pero esto no sucedió y desde entonces esperan el resultado de las negociaciones a nivel político y empresarial que apuntan a buscar una solución al conflicto.

Nantes Araya, delegado San Rafael de la UOCRA, dijo que aún “todo el mundo está en sus casas, solamente quedó en la mina un sereno y un chofer”.

Dijo que este grupo de 600 personas afectadas por esta situación integran el área de construcción, ya sea galpones, represas para salitres, edificios de trabajo y viviendas, entre otras obras que se llevan adelante en el megacomplejo minero.

Son empleados de “seis empresas constructoras y dos de transporte, que también están dentro del sector de la construcción”.

No obstante aclaró que, pese al parate, “están percibiendo un jornal básico de ocho horas”, que deriva en un sueldo promedio que se percibe en una obra de construcción común (de $3.400 al $3.700 al mes) y consideró que por eso el tema no ha pasado a un plano de mayor conflictividad.

De todos modos el hecho de no poder trabajar en forma normal, los empleados dejan de percibir salarios que son superiores a otras actividades. El dirigente ejemplificó que un oficial de la construcción en la minera Vale llega a ganar por mes entre $8.000 a $10.000 en un régimen de 21 jornadas laborables de 10 horas diarias por 7 de descanso.

Impacto económico

Cuando la minera Vale comenzó con la contratación de personal, en la Oficina de Empleo de la Municipalidad, por donde se canalizó la recepción de currículum, se formaron largas colas durante varios días. Esto evidenció la necesidad de empleos bien remunerados que permitan “hacer la diferencia”, tanto para jóvenes que se están forjando su futuro o personas con familias que requieren construirse una casa o un mejor pasar para sus hijos.

En el departamento no existe una empresa que emplee 600 personas, excepto la Municipalidad, y que ofrezca buenos sueldos.

Por eso la paralización de la minera Vale también tiene un gran impacto en la economía local. Basta hacer una cuenta simple: si se multiplica 600 trabajadores por $8.000, da como resultado un ingreso mensual al departamento de $4.800.000. Monto que asciende a $6.000.000 si se considera un sueldo de $10.000.

A ello hay que sumarle los ingresos de las pymes sanrafaelinas por los servicios que prestan a la minera Vale o a sus empresas contratistas. Todo ello motoriza la economía sanrafaelina.

Una mini ciudad en el campo

El complejo del Proyecto Potasio Río Colorado, como se denomina oficialmente el emprendimiento de extracción de sales de potasio que gestiona la empresa brasilera Vale, se ubica en la zona de Pata Mora, a 280 kilómetros de la ciudad de Malargüe.

Debido a lo alejado que se encuentra de los centros urbanos y de que se trabaja en forma intensiva, es necesario que los miles de trabajadores permanezcan en el lugar. Por ello se han edificado edificios de residencia de los empleados y todo lo relacionado para la vida cotidiana, como comedores y otros espacios.

Se le suma la gran infraestructura para la extracción y procesamiento de las sales de potasio, lo que convierte al lugar en una especie de “mini ciudad” levantada en el medio del campo.

Incluso posee una pista de aviones de 1.800 metros de longitud, casi el mismo largo que la de Aeroparque de Buenos Aires, lo que permitirá la llegada de aviones de gran porte en caso de ser necesario. Esta fue construida a unos seis kilómetros del lugar donde se erige la obra civil de la mina.

Más de dos meses sin actividad

Más de 4.200 trabajadores, entre malargüinos, habitantes del resto del Sur y mendocinos de otras partes de la provincia, que desempeñaban tareas en la minero Vale fueron “licenciados” el 21 de diciembre del año pasado y, luego de disfrutar las fiestas de fin de año en sus hogares con sus familias, esperaban volver a trabajar el 7 de enero. Pero no fueron convocados por sus empleadores y el plazo se fue estirando hasta fines de enero.

El gobierno provincial intimó a Vale a retomar las actividades y se iniciaron negociaciones que no dieron como resultado la reactivación del megacomplejo.

La paralización de trabajos siguió en febrero y el 28 de ese mes venció el último plazo acordado entre las autoridades gubernamentales y de la compañía brasilera para volver a las actividades.

Ese plazo fue prorrogado hasta el 18 de marzo, pero se esperaba una respuesta de la empresa para mañana. Es que había esperanzas de que la solución surgiera en una cumbre que se iba a realizar en El Calafate entre las presidentas Cristina Fernández y la brasilera Dilma Rousseff, donde iba a plantear el tema el gobernador Francisco Pérez, pero este encuentro se suspendió porque ambas mandatarias asistieron al funeral del presidente venezolano Hugo Chávez. Ahora el gobierno provincial espera la reprogramación de la reunión presidencial o seguir la negociación directamente con la embajada de Brasil y Vale.

 Embed      
Los afectados por el parate trabajan en las obras de la mina
Los afectados por el parate trabajan en las obras de la mina
 Embed      
La zona de la explotación se ha convertido en una mini ciudad
La zona de la explotación se ha convertido en una mini ciudad