Diario Uno San Rafael
Gracias a este proyecto solidario la escuela albergue Pablo Neruda contará a partir de esta semana con electricidad en forma permanente. Colaboraron docentes y la ONG “500 RPM”. Estudiantes locales construyen un aerogenerador para la escuela d

Instalaron en Carapacho el aerogenerador construido por alumnos de la escuela Merín

La escuela albergue “Embajador Pablo Neruda” de la localidad malargüina de El Carapacho contará con electricidad permanente gracias al generador eólico construido la semana pasada por alumnos de la escuela técnica Reynaldo Merín de San Rafael y montado entre sábado y domingo.

En la instalación trabajaron alumnos y el director de la institución rural, cuatro docentes de la escuela Merín y dos miembros de la ONG “500 RPM”, una entidad con sede en Buenos Aires que asesoró a los jóvenes en la fabricación del aparato.

El aerogenerador fue montado sobre un poste también construido en la escuela sanrafaelina y sobre una base de cemento que hicieron los chicos de Carapacho. En tanto que las aspas de madera estuvieron a cargo del Centro de Capacitación del Trabajo 6-206, que funciona en la noche en el edificio de la Merín y que tiene la especialidad de carpintería.

El proyecto fue financiado con un subsidio de $40.000 de la fundación de Pampa Energía, grupo que controla las hidroeléctricas Los Nihuiles y Diamante (Hinisa e Hidisa).

Se trató de un trabajo de distintas personas e instituciones para que la escuela malargüina pueda contar con el servicio eléctrico en forma permanente, aprovechando los intensos vientos del lugar, ya que actualmente cuentan con grupo electrógeno que sólo provee energía entre cuatro y cinco horas diarias debido al costo del combustible.

Allí los alumnos, provenientes de distintas puestos y puntos de esa amplia zona rural, permanecen albergados 12 días por 18 en sus casas. En ese establecimiento escolar situado a unos 72 kilómetros de la ciudad de Malargüe funciona una primaria y secundaria, ésta última con una matrícula de 46 alumnos y con la que se llevó adelante el proyecto solidario.

El ingeniero Esteban Van Dam, cofundador junto a Luciana Proietti de la ONG 500 RPM, dijo a UNO de San Rafael que “la escuela quedó con electricidad permanente y ya tienen para enchufar las cosas que a ellos más le importaban como el servicio de Internet, las computadoras y el teléfono”, ya que contar con todo lo que sea comunicación es fundamental para esta escuela rural.

La organización no gubernamental capacitó a la gente de Carapacho en lo referido al funcionamiento del generador eólico y a los alumnos de la escuela Merín en todo lo que implica el mantenimiento del aparato para que todo se desarrolle en forma comunitaria.

La ONG (www.facebook.com/500rpm) ha trabajado en la construcción comunitaria de otros 20 molinos de viento en el país y en los próximos meses cooperará en dos iniciativas similares en San Luis y en Bariloche.

 Embed      
En la instalación trabajaron docentes y miembros de la ONG 500 RPM
En la instalación trabajaron docentes y miembros de la ONG 500 RPM
 Embed      
El generador eólico quedó listo el domingo pasado para alimentar de energía a la escuela
El generador eólico quedó listo el domingo pasado para alimentar de energía a la escuela
 Embed      
 Embed      
 Embed