Diario Uno > San Rafael

Un concierto para ayudar a las escuelas de discapacitados

Marcelo Schmitt

schmitt.marcelo@diariouno.net.ar

El 19 de abril en el Centro de Congresos y Exposiciones se presentará el autor y compositor Javier Sidotti (45) con un espectáculo cuya recaudación será destinada a las escuelas que educan, estimulan y contienen a los chicos con algún tipo de discapacidad.

La iniciativa nació en agosto del año pasado cuando Sidotti visitó el departamento con un show similar que se presentó en el teatro Roma.

A partir de ese contacto que inició el director de Desarrollo Social del Municipio, Jorge Pizarro, se pensó en repetir el espectáculo para juntar fondos para las escuelas especiales.

En esta ocasión el músico donará 1.000 entradas para que Desarrollo Social las reparta en varias escuelas para que esas instituciones las puedan vender a $30 cada una y lo recaudado quede en las arcas de esos establecimientos.

En este contexto, el autor del tema Procesadores de amor, una canción inspirada en la vida de un chico con síndrome de Down, expresó que “es una linda oportunidad para colaborar con estas escuelas que hacen un enorme esfuerzo para educar a los chicos discapacitados”.

Sidotti, que comenzó su vida artística a los 27 años, se interiorizó de la problemática en Junín (Buenos Aires), su ciudad natal, y allí formó una asociación que lleva el nombre Procesadores de Amor, en la que ayuda a varias instituciones de esa localidad bonaerense.

Con este espíritu encaró varias campañas solidarias junto con su grupo de ocho músicos, a los que en esta oportunidad se sumará el bajista del Indio Solari, Marcelo Torres.

En el concierto, que durará dos horas y cuarto, el compositor presentará su último trabajo, Vivo por ti, que se compone de varios covers y seis temas propios.

El autor aseguró que para el final del concierto “tenemos previsto que los chicos suban al escenario para cantar con nosotros el tema Procesadores de amor”.

Este segmento del show, según Sidotti, “será uno de los momentos más emotivos del concierto porque escuchar y ver a estos chicos participar te eriza la piel”.

En este sentido, el compositor recordó que “esta canción nació en la previa de un viaje a España cuando me enteré de que un vecino, un hombre de 53 años con síndrome de Down, estaba muy mal de salud.

“Cuando llegué a Madrid –añadió– me comunicaron que había muerto y a partir de ahí compuse el tema para todos estos chicos”.

La canción es un símbolo y formó parte también de una interpretación que hicieron algunos alumnos durante la inauguración de los juegos integradores en la plaza 9 de Julio.

Un disparador

La presentación de Sidotti y su banda pretende ser un disparador para la sociedad, que a veces, según el músico, “por sus problemas cotidianos no se da cuenta de que estas personas necesitan nuestra ayuda”.

Por este motivo pidió que “el empresariado y los comerciantes locales se acerquen a prestar su colaboración para que año tras año las escuelas puedan ser receptoras de su solidaridad”.

Estimulación

La música es un estimulador de sensaciones y aprovecharla para juntar fondos para colaborar con las escuelas es uno de los objetivos.

Al respecto el cantante mencionó que “sorprende cómo los chicos conocen las letras de las canciones, sobre todo cuando se trata de temas clásicos del rock nacional y del pop melódico”.

Y agregó que “esperemos que el concierto estimule también al sector privado, para que nos ayuden a repetir esto todos los años”.

En este marco recordó y elogió al empresario, ya desaparecido, Oscar Russo, con quien compartió un evento musical en la Fundación San Rafael de Corazón.

 Embed