Diario Uno > San Rafael

Más de cien niños se recuperan de la desnutrición en ANIM

José Luis Salas

salas.joseluis@diariouno.net.ar

Unos 110 niños se recuperan actualmente de distintos grados de desnutrición en la Agrupación para la Nutrición Infantil y Materna (ANIM), que el viernes ingresó oficialmente a la familia CONIN.

Esto es posible gracias al trabajo desinteresado de un grupo de 35 profesionales y voluntarios y a la solidaridad de la comunidad. Los chicos tratados van de los primeros días a los cinco años, debido a que es la franja etaria donde se desarrolla el cerebro y en la que aún se pueden evitar las consecuencias irreversibles que genera la desnutrición.

Estos casos son detectados en centros de salud o derivados a la sede de ANIM, en Las Heras 113, donde ingresan a un tratamiento gratuito de primer nivel que sigue un protocolo establecido a nivel nacional por la Fundación CONIN (Cooperativa para la Nutrición Infantil), liderada por el reconocido médico Abel Albino.

Se aplica una serie de pasos que se inicia con el diagnóstico de un médico para determinar las causas, continúa con la evaluación de una nutricionista que establece una dieta, y otras dos evaluaciones más, de la psicopedagoga y de la trabajadora social. Se complementa con los talleres en los que se capacita a las madres en el cuidado de los chicos.

El criterio utilizado es atender a la familia, debido a que la desnutrición no es sólo un problema alimentario sino también social, porque después de recuperada la salud del niño el grupo familiar debe poder sostener el buen cuidado del chico.

“No tomamos a la desnutrición como una enfermedad en la que se nutre a un chico, sino como toda una problemática de la familia, porque todos están comiendo mal, creciendo mal y desarrollándose mal”, explicó el pediatra Rubén Bergaglio, referente y uno de los impulsores de la entidad local. La nutricionista Belén Segovia, coordinadora de esa área en ANIM, resaltó que “no es solamente el factor de la falta de alimentos lo que lleva a la desnutrición, sino todo el contexto y el entorno social donde habita ese niño, como su hogar, su familia, la situación de los padres, la estimulación y el cariño que recibieron”. El problema tampoco se limita a los escasos recursos económicos de las familias para adquirir comida, sino que también es importante la información y la capacitación.

Los profesionales explicaron que en muchas ocasiones los niños sólo comen un grupo de alimentos (pan, fideos, arroz y té), cuando con el mismo dinero se pueden adquirir también frutas, verduras, lácteos y carnes para equilibrar la dieta. “Lo que se trata de hacer es que dentro de lo posible y con los pocos recursos que tienen o con lo que les damos en los bolsones de comida, alcancen a cubrir los nutrientes que necesitan”.

Segovia detalló que “hay familias con exceso de hidratos de carbono (por comer mucho pan y fideos), otras exceso de leche porque es lo que consiguen en los centros de salud y es lo único que tienen, y hay quienes tienen carencias de alimentos, cada grupo es un caso particular”.

Otro punto central es el aspecto social, de lo que se encarga la trabajadora social, quien evalúa el entorno del hogar para darles solución a problemas que afectan a la nutrición. Bergaglio recordó que en un caso atendido recientemente se obtuvo una heladera para la madre de un niño en tratamiento para que pudiera refrigerar los alimentos. “En 34 minutos a través de un pedido de Facebook se le consiguió”, ejemplificó.

A un niño recuperado se le da el alta cuando cada área (nutricional, médica, social y psicopedagógica) da el visto bueno. “Es la metodología CONIN”, afirmó el médico, quien recordó que hace poco se les han dado el alta a dos casos leves causados por una enfermedad.

Período de desarrollo

Es fundamental tratar la desnutrición antes de los cinco años porque en ese primer período de vida se desarrolla el entramado neuronal del cerebro, después las consecuencias son irreversibles en ese órgano.

El pediatra lo explicó en términos informáticos: “De cero a cinco años es el período de la fabricación de la computadora, de acuerdo con la cantidad de cables que tenga es la calidad de computadora que se va a tener. Después se le puede ingresar información, pero no es lo mismo”. 

Franquicia de CONIN

ANIM pasó a integrar oficialmente la red nacional de CONIN (es el centro Nº48) para funcionar con la misma metodología de trabajo.

Para ello la entidad surgida en 2009 se sometió a un seguimiento de la organización liderada por el doctor Abel Albino durante dos años y medio hasta que se logró la aprobación, que oficialmente se dio el viernes con la visita del reconocido médico que lucha para erradicar la desnutrición en Mendoza y el país.

Los consultorios funcionan en Las Heras 113 y los talleres en una casa prestada en Castelli al 400, pero a partir de ahora ANIM cuenta con su flamante centro de prevención en una antigua casona alquilada a un precio simbólico en Comodoro Pi, que fue inaugurada oficialmente el viernes a la tarde con la presencia de Albino. El édico luego brindó una charla sobre desnutrición, en el Centro de Congresos y Exposiciones local.

 Embed