Diario Uno > San Rafael

Ayudan a los niños con cáncer

Ariel Jalley

jalley.ariel@diariouno.net.ar

Hace dos años, a raíz del padecimiento de una enfermedad terminal de su pequeña hermana, Maximiliano Martínez (19) y su amigo Fernando Hernández (20) decidieron elaborar un proyecto, cuando aún cursaban la secundaria, para ayudar al servicio de oncología del hospital Humberto Notti, que es el único nosocomio en la provincia que atiende los casos de cáncer infantil.

Así fue que surgió la idea de formar una asociación, que se denominó Asociación de Jóvenes por la Lucha Contra el Cáncer Infantil.

“Luego del proyecto nos propusimos con Fernando que cada año íbamos a hacer algo y de ahí descubrimos que los chicos afectados por cáncer en San Rafael no tienen nada que los contenga o asista, por eso decidimos crear la asociación con la participación de jóvenes amigos nuestros y otros que se fueron sumando interesados en participar, y así fuimos armando la entidad”, contó Maximiliano, que preside la asociación.

Se iniciaron las reuniones y los trámites para obtener la personería jurídica. “De ahí comenzamos a trabajar como asociación y empezamos con algunos eventos, como festejos por el Día del Niño, salidas recreativas a Los Reyunos y diferentes actividades que incluyera a los chicos que padecen cáncer, para brindarles un apoyo emocional”, añadió.

Actualmente la entidad asiste a unos doce chicos, a quienes apadrinan a través de la empresa de transporte Iselín, que proporciona el traslado de los niños y sus padres cuando tienen que viajar a la ciudad de Mendoza a los tratamientos, además de contar con la colaboración de profesionales como un psicólogo, una nutricionista y un odontólogo.

Pero estos jóvenes no se quedan en esos logros, sino que la labor es incesante, por lo que se encuentran abocados a conseguir fondos para la restauración y acondicionamiento de una casa que donó el padre de Fernando, la que reconstruirán para instalar la sede de la asociación en calle Cabildo, además de un centro de contención oncológico para niños.

La función del centro será darles un espacio propio a los chicos, ya que muchos de ellos por sus patologías no pueden compartir actividades con otros niños, como arte o música, porque se exponen a afectar sus defensas “y se privan de muchas cosas”, explicaron Maximiliano y Fernando.

El objetivo de los jóvenes solidarios es que los chicos cuenten con ese centro oncológico para que “puedan desarrollar una serie de actividades que de otro modo no podrían, y que lo utilicen para otros fines como el festejo de un cumpleaños o recibir otro tipo formación”.

En la actualidad la asociación es integrada por unos 20 colaboradores, pero a la vez se encuentran abiertos a recibir más asociados, por lo que Maximiliano y Fernando invitan a las personas que deseen colaborar a comunicarse con ellos a los teléfonos 2604-417600 y 2604-579694.

Ambos cursan estudios terciarios, pero Maxi se encuentra realizando un inusual curso denominado “Payamédico”.

Esta es una especialización que consiste en la formación de “payasos hospitalarios, que trabajan con los pacientes enfermos, en su mayoría con patologías terminales. Generalmente estas personas caen en depresiones y está comprobado científicamente que la risa prolonga la vida y ayuda a mejorar en los tratamientos de los enfermos”, detalla este joven, que rememora la película Patch Adams, centrada en la obra del célebre médico estadounidense y protagonizada por Robin Williams.

 Embed      
Solidarios. Maximiliano Martínez y Fernando Hernández, que comenzaron con el proyecto cuando aún cursaban la secundaria, invitan a sumarse.
Solidarios. Maximiliano Martínez y Fernando Hernández, que comenzaron con el proyecto cuando aún cursaban la secundaria, invitan a sumarse.