salud salud
sábado 25 de noviembre de 2017

Violencia obstétrica, una de las más naturalizadas

Las situaciones de trato ofensivo, agresivo o negligente antes, durante y después el parto son definidas como violencia obstétrica y pueden ser denunciadas, una de las vías es la línea 144.

El 0,1% de las denuncias que recibió en 2016 el Instituto Nacional de las Mujeres estuvieron relacionadas con maltratos durante la atención perinatal, mientras que el único informe hecho en Argentina sobre violencia obstétrica mostró que el 33% de las gestantes encuestadas sintieron que ellas o sus bebés corrían peligro durante el parto y que el 40% no pudieron ejercer su derecho a estar acompañadas.

En uno de los muchos de estos casos, Carolina, de 34 años, denunció a través de la línea telefónica gratuita de la Dirección Nacional de Violencia Institucional de la Secretaría de Derechos Humanos, que la partera que la recibió en la guardia, tras decirle mientras la revisaba "apurate a tener ocho de dilatación porque para algo vine a las cuatro de la madrugada. Este bebé no va a salir fácil", le rompió su bolsa sin avisarle.

Este hecho ocurrió el 23 de febrero último, cuando inmediatamente después de comenzar a tener contracciones, Carolina se comunicó con su partera, con quien ya había organizado el trabajo de parto, pero esa mañana no estaba disponible y la derivó a una colega suplente.

Durante el monitoreo de control, ella y su pareja se quedaron solos y comenzaron a escuchar cómo disminuían los latidos del bebé, por lo que avisaron a los médicos: "sin gritos, porque sino, no te voy a revisar. Date vuelta que no me importa verte el culo", le gritó la partera.

El bebé nació a las 8:23 de ese día, sano, pero Carolina sufrió una hemorragia interna y todavía tiene moretones desde el ombligo hasta la rodilla. Cuando le preguntan por el parto, se angustia, publica el Diario Popular.

Las situaciones de trato ofensivo, agresivo o negligente antes, durante y después el parto son definidas como violencia obstétrica y pueden ser denunciadas, una de las vías es la línea 144 del Instituto Nacional de las Mujeres, y otra de la Dirección Nacional de Violencia Institucional.

En la definición de violencia obstétrica, la Secretaría de Derechos Humanos incluye los "maltratos físicos, verbales, procedimientos médicos sin consentimiento, violaciones de la privacidad, discriminación, y otras situaciones violentas en el contexto del parto".

Por otra parte, la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres, la delimita como "aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales".

Entre septiembre de 2015 y agosto de 2016, el Observatorio de Violencia Obstétrica de la ONG Las Casildas entrevistó a casi 5.000 mujeres después del nacimiento de sus hijos a través de una red de encuestadores que trabajaron en diferentes puntos del país, de allí surge el único informe que hay en Argentina sobre esta problemática.

El informe reveló que a 7 de cada 10 encuestadas le rompieron artificialmente la bolsa -como le pasó a Carolina- en "una maniobra que ha demostrado no tener beneficio alguno, realizada de manera rutinaria y con una cuota alta de riesgo".

Los índices de maltrato verbal también son altos, el 54% de las gestantes "no se sintieron contenidas ni pudieron expresar sus miedos durante el parto, el 25% fueron criticadas por expresar sus emociones y el 27% recibió comentarios irónicos o descalificadores".

En cuanto al abuso de medicalización, la Organización Mundial de la Salud establece cómo "estándar justificable para el uso de oxitocina -droga utilizada para conducir o acelerar el parto- entre 0,5 y 1 de cada 10 nacimientos", pero según el informe de Las Casildas, al 64% de las encuestadas se les suministró este fármaco.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación advirtió que la violencia obstétrica es "la menos denunciada y una de las más naturalizadas".
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas