salud

Panza chata en cinco pasos

Por UNO

1. Comé granos integrales: un estudio reciente en la revistaAmerican Journal of Clinical Nutrition demostró que una dieta de calorías controladas rica en granos integrales (arroz integral, panes integrales, etc.), elimina la grasa extra de la cintura de las personas obesas. Esto puede ser debido a la disminución de la respuesta de la insulina a los hidratos de carbono complejos frente a los hidratos de carbono refinados, lo que hace más fácil la movilización del almacenamiento de grasa.2. Consumí más antioxidantes a través de las frutas y verduras frescas: las dietas ricas en antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que causan la inflamación. Cuando la inflamación se incrementa en tu cuerpo, se desencadena el almacenamiento de grasa... ¡Y ahí aparecen los rollitos! Hay más alimentos que podés consumir para una panza chata.

3. Comé grasa para combatir la grasa: se demostró que las grasas saludables como las grasas monoinsaturadas y los ácidos grasos omega-3  son indispensables para ayudarte a perder más grasa del vientre -incluso sin cambiar el número de calorías que consumís o hacer más ejercicio-. Las grasas monoinsaturadas las encontrás en el aceite de oliva y las almendras.Mientras que los omega-3 están en abundancia en pescados grasos como el salmón, las nueces y las semillas de lino.

4. Alejate del estrés: estar estresada aumenta la circulación de las hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, que pueden beneficiar el depósito de grasa en tu zona media. Una dieta rica en vitamina C y ácidos grasos omega-3 puede ayudarte a disminuir los niveles de las hormonas del estrés y combatir la grasa del vientre. Probá sumando frutas cítricas, pimientos y espinacas.

5. Movete: el ejercicio no sólo te ayuda a quemar más calorías (que promueven la pérdida de peso), sino que también te ayuda a construir músculo, que también impulsa a tu metabolismo a quemar grasa. Hacé por lo menos 30 a 60 minutos de ejercicio, la mayoría de los días de la semana.

Dejá tu comentario