salud - Mendoza Mendoza
martes 10 de julio de 2018

Mendoza es la tercera provincia en el país con más fallecidos por uso irracional de medicamentos

Durante el 2017 en Argentina, hubo 25.800 personas que murieron principalmente a causa de la automedicación o por fallas de calidad en los remedios.

El uso irracional de medicamentos ha llevado a que las cifras de mortalidad y de internaciones suban bruscamente. Los números sitúan a la Argentina entre uno de los países en el mundo que más fallecimientos registra a causa del mal uso de la medicación. Específicamente, en América Latina estamos segundos después de México que es totalmente vulnerable y tiene los mínimos controles.

"En nuestro país el rol del farmacéutico se ha perdido, no hay un seguimiento del paciente en las drogas que le son recetadas y no siempre se pide la receta en las farmacias. Además, la venta ilegal de medicamentos es una de las más altas del mundo con el 14%, mientras en países subdesarrollados no supera el 3%", indicó Marcelo Peretta, Presidente del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB).

marcelo peretta.jpg
Marcelo Peretta.
Marcelo Peretta.

Durante el 2017, casi 26 mil argentinos murieron y hubo 179.300 internaciones. Se estima que este año las cifras superen las 200 mil. En Mendoza son más de mil fallecidos y 7 mil internaciones, lo que hace que la provincia sea de las más afectadas por el uso irracional de medicamentos, después de Buenos Aires y Córdoba.

Según datos difundidos por el Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos las principales causales son 5. La automedicación, es decir, cuando la persona consume medicamentos de venta libre sin prescripción médica ni asesoramiento del farmacéutico. La sobreprescripción, cuando el profesional de la salud receta un remedio que no era necesario para que el paciente se recupere. La subprescripsión cuando no se recetan los medicamentos necesarios o se receta menos por lo que no hay efectividad en el tratamiento de un determinado cuadro.

Las otras causas tienen que ver de lleno con la cadena de control de calidad, ya sea por una falla en el medicamento o por una adulteración de fecha o fármaco.

"Las farmacias no son un negocio sino un servicio de salud. Sin embargo, hoy se venden medicamentos en cualquier lado, en un quiosco, en un drugstore, en un mercadito e incluso hay una publicación circulando por las redes sociales del Club del trueque que canjea los remedios", manifestó el farmacéutico Carlos Manassero.

farmacia.jpg

El Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Juan Agustín Maza hace año a año un informe sobre la automedicación irracional en Mendoza. En el caso de los medicamentos de venta libre, de cada 10 personas que entran a la farmacia 6 se llevan una medicina. Además, de estos 6, 5 se lo llevaron por recomendación del farmacéutico. "Lo cual hace poner el foco en la responsabilidad y el rol del profesional", señaló Manassero, director del Observatorio de la Universidad Maza.

Por su parte, el Subsecretario de Salud Oscar Sagás aseguró que desde la cartera están haciendo todos los controles necesarios para detectar a aquellas farmacias que no cumplen con la normativa y venden medicamentos que no son de venta libre sin receta.

"La Dirección de Farmacología controla y sanciona tanto con multas como con cierre, a quienes no presenten la documentación correspondiente que respalde la salida de medicamentos " dijo el Subsecretario.

Manifestó que el ANMAT también esta ejerciendo el control en lo que compete a ventas por internet y se expanden rápidamente fuera de lo que es el mercado legal.

"En todos los hospitales estamos implementando un Programa de optimización para que los medicamentos sean bien recetados", indicó Sagás.

Señaló que el objetivo es "evitar la resistencia antimicrobial y que un medicamento mal dado no ponga en riesgo la vida del paciente".

El asesino silencioso

Entre las medicinas más consumidas durante el 2017, están los analgésicos, específicamente el Paracetamol y el Ibuprofeno, y los medicamentos para los trastornos gastrointestinales como la Ranitidina, el Sertal o la Buscapina.

El director del Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Maza explicó que el Paracetamol si se consumen 8 gramos en un día causa una intoxicación hepática que superando el lapso de las 3 horas es irreversible y puede desembocar en un trasplante de hígado. Para dar una idea, 8 gramos equivale a 20 comprimidos de 500. Además, la Buscapina mal utilizada puede llevar a una parálisis del intestino.

El Subsecretario de Salud Oscar Sagás confirmó algunas estadísticas difundidas por la COFA (Confederación Farmacéutica Argentina). Entre el 40 y el 45% de las hemorragias digestivas altas son productos de alto consumo de aspirinas y antiinflamatorios. Además, entre el 11 y el 15% de las patologías renales son producidas ingesta desmedida de analgésicos y antiinflamatorios.

El peligro de los adelgazantes

"Hoy en día hay irresponsabilidad total. Se venden medicamentos disfrazados de suplementos dietarios naturales, cuando no es así", señaló Manassero, director del Observatorio de la Universidad Maza.

Explicó que esos "preparados naturales" pueden producir intoxicaciones e incluso la muerte.

"Por ejemplo, las hojas de espirulina tienen principios activos que extraídos y a una concentración adecuada funcionarían como medicamentos, entonces no es algo natural. Y ni siquiera la nuez de la india, que es un fruto es sana. Nosotros difundimos un informe de lo tóxico que es para el organismo y salieron a matarnos", dijo el farmacéutico.

Alertó a la sociedad de que no se dejen engañar ni compren cualquier cosa por internet, ya que no existen medicinas mágicas ni naturales que ayudan a adelgazar.

Fuente:

Más Leídas