salud salud
domingo 08 de julio de 2018

Flagelo adolescente: cómo prevenir el acné

Esta enfermedad de la piel se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas de la piel y se manifiesta con la aparición de espinillas y granos

El acné, problema que aqueja a muchas mujeres y hombres de la Argentina, es una condición común de la piel que afecta principalmente en la adolescencia, pero que puede durar o surgir en la adultez.

Esta enfermedad de la piel se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas de la piel y se manifiesta con la aparición de espinillas y granos, especialmente en el rostro, la espalda y el pecho.

Varias razones pueden desencadenar esta problemática: la limpieza de la piel, la contaminación, o bien, puede tratarse de una patología crónica que necesita ser tratada por un especialista.

El céntro estético Iobella, destacó que existen varios tratamientos para combatir esta problemática como el Láser y el tratamiento IPL de luz pulsada que elimina marcas en la piel producidas por el acné y que permite higienes profundas y en caso de secuelas de acné Co2 y rellenos.

Asimismo, realizan peelings, un tratamiento intensivo ideal para hacer durante el invierno.

Consiste en una descamación de la piel que permite renovar sus capas, eliminar imperfecciones y unificar el color del rostro, logrando una piel suave y luminosa, sin manchitas.

Además, se recomienda una estricta limpieza para prevenir los granitos: dos o tres veces por día con jabones o espumas formulados para pieles acneicas.

Asimismo, se recomienda realizar exfoliaciones 3 veces por semana con geles con microgránulos y lavar la cara antes de ir a dormir, ya que de esa forma se oxigena durante toda la noche.

Por otro lado, los expertos del centro estético advirtieron la importancia de descansar 8 horas diarias para mejorar el aspecto de la piel, y limpiar al menos una vez al mes con jabón neutro y agua tibia las brochas de maquillaje, que pueden acumular bacterias y suciedad.

Además aconsejaron utilizar cosméticos no comedogénicos y livianos, aptos para pieles grasas.

También, evitar el uso de productos caseros como el bicarbonato, limón, vinagre, etc, ya que éstos solo irritan la piel y dejan manchas sin solucionar el acné. .
Fuente:

Más Leídas