salud salud
jueves 24 de mayo de 2018

El hipotiroidismo afecta a dos millones de argentinos

Los desórdenes tiroideos forman parte de las patologías más prevalentes, alcanzando entre el 30 y el 40% de las consultas en el consultorio médico.

El hipotiroidismo afecta a dos millones de argentinos y si bien no hay cura para este mal funcionamiento del organismo, sí hay tratamientos para mantenerlo controlado y no afectar la calidad ni la longitud de vida de quienes lo padecen.

La glándula tiroides tiene forma de mariposa y normalmente se localiza en la parte de adelante del cuello y su trabajo es formar las hormonas tiroideas, volcarlas al torrente sanguíneo y entregarla a todos los tejidos del cuerpo.

Según se informó al conmemorarse mañana viernes el día mundial de la tiroides, estas hormonas ayudan al cuerpo a utilizar energía, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen normalmente.

Los desórdenes tiroideos forman parte de las patologías más prevalentes, alcanzando entre el 30 y el 40% de las consultas en el consultorio médico.

Sus manifestaciones varían considerablemente en las diferentes partes del mundo aunque se relacionan principalmente con la disponibilidad de iodo en la dieta, necesidad que va cambiando a medida del paso del tiempo y en el caso de embarazadas y lactantes.

A pesar de que la deficiencia de iodo es la primera causa de discapacidad prevenible, estadísticas internacionales demuestran que 800 millones de personas están en riesgo por no tener acceso.

En la Argentina, la yodación de la sal es obligatoria a través de la Ley 17259/67.

Hipotiroidismo y el lento funcionamiento del organismo

Cuando la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el cuerpo funcionando de manera normal se produce hipotiroidismo.

Esto puede darse por diferentes razones como padecer enfermedades autoinmunes, haber sufrido la eliminación quirúrgica de la tiroides y o el haber tenido exposición a tratamientos radiactivos en la zona del cuello.

En la actualidad, según cifras oficiales se estima que unos dos millones de argentinos sufren esta enfermedad.

Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas