Diario Uno La Provincia
Secuestraron el 180% más que en 2012, según la Dirección antinarcóticos de la Policía provincial. En Mendoza, los jefes policiales de todo el país pidieron más leyes para combatir a los traficantes.

Hallaron más de 3.300 kilos de marihuana en lo que va de 2013

Alejandro Gamero

gamero.alejandro@diariouno.net.ar

El 52% más de detenidos, el 180% más de marihuana y el 24% más de cocaína que el año pasado es lo que ha apresado y ha secuestrado la policía mendocina a través de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico.

La clave fue expandir los operativos antinarcóticos a todo el territorio provincial, a las calles y a las plazas. Sin embargo, los policías de Mendoza y de la mitad del país piden nuevas leyes para poder golpear más duro al negocio de la droga. Esa fue la principal conclusión y demanda del Primer Congreso Internacional de Lucha contra el Narcotráfico que se hizo en la provincia la semana pasada.

Las cifras corresponden al comparativo entre los primeros 9 meses de ese año y el mismo lapso de tiempo del año 2012, y fueron brindadas a Diario UNO por el comisario general Juan Carlos Caleri, titular de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de Mendoza.

Caleri explicó: “Hemos mejorado en la detención de personas involucradas y el secuestro de estupefacientes porque se incorporó más gente a la Dirección y geográficamente pusimos a funcionar una división antinarcóticos por departamento, mientras que antes teníamos una por cada cabecera regional”.

Esto más el aporte diario de las fuerzas policiales de prevención permitió que durante este año, según las cifras oficiales aportadas por Caleri, se hicieran 1.462 procedimientos en los espacios verdes y la vía pública, con resultados positivo en la detección de drogas.

Según estos números, la marihuana es, no solo la más demandada sino también la que más se secuestra, ya que su consumo está mucho más extendido que hace 20 años y porque, además, el mercado de las drogas duras, como la cocaína, es para otro perfil de consumidor, mucho más oneroso.

Así, en los primeros 9 meses del año se secuestraron 3.368 kilos de cannabis contra 1.201 kilos del mismo período de 2012; en cambio, se hallaron en 2013 102 kilos de cocaína contra 82 kilos del año pasado.

Que la cocaína no abunde de la misma manera es una cuestión de mercado, que durante el congreso de lucha contra el narcotráfico realizado aquí lo explicó el comisario general José Armando Tsuruoka, a cargo de la tarea en la policía bonaerense. El jefe policía dijo: “La cocaína, que traen a la Argentina de Bolivia, Perú y Colombia, pasa de largo para Europa porque allá se paga a 40 mil dólares el kilo, mientras que en nuestro país vale 10 veces menos, por lo que a los traficantes les es más rentable comercializarla en el viejo continente”.

Un congreso policial localplanteó cambios urgentes

Entregar los bienes que les secuestran a los narcos para el uso de las fuerzas de seguridad, incorporar las figuras del agente revelador y el informante para desbaratar el mercado barrial de las drogas, proveer de escáner para el control de vehículos a las provincias y ocupar con jueces titulares todos los tribunales federales del país con el cargo vacante fueron las principales urgencias que dejó el primer encuentro nacional de lucha contra el narcotráfico que se realizó en Mendoza.

El congreso que se realizó durante toda la semana pasada congregó a todas las policías del país y a los referentes antinarcóticos de Chile, Paraguay y Bolivia.

Durante esos días los jefes policiales acordaron mejorar la coordinación y la operatividad entre las fuerzas provinciales, y poner sobre relieve las necesidades más imperiosas que tienen para que la lucha contra el negocio de la droga sea más efectiva.

El comisario general Juan Carlos Caleri, titular de la Dirección de Prevención de Lucha contra el Narcotráfico dijo a Diario UNO: “Hacen faltan nuevas leyes que nos ayudarían y beneficiarían en gran medida en el combate contra la droga”.

Uno de los cambios que consideró como crucial fue el de “crear la figura del agente revelador y el informante que existen en la legislación chilena pero no en la nuestra”.

Detalló: “Hoy en día, si tenemos la información de que hay un quiosco de drogas en un barrio, no podemos mandar a un policía encubierto a comprarla para luego abrir una causa judicial, es algo que se considera jurídicamente nulo; en cambio, en Chile lo tienen legislado y contemplado a través del agente revelador, lo que le da validez al procedimiento”.

Señaló también que se necesita la figura del informante, que en Chile existe y lo que hace es darle inmunidad jurídica al individuo que da información y que obviamente está mezclado en esas actividades fuera de la ley. Aquí no se le puede dar inmunidad.

 Embed