La Provincia
Se reiteran casos en los que se reciben mails de amigos o conocidos, supuestamente desde países lejanos, solicitando ayuda mediante el depósito de dinero en cuentas.

Cuidado con el “phishing”, que ya está en Mendoza para captar incautos

Por UNO

En los últimos días cientos de mendocinos se han visto sorprendidos por mails supuestamente enviados por amigos o conocidos solicitando ayuda. Y quienes contestaron a esos correos electrónicos se asombraron mucho más todavía con la inmediata respuesta: pedido de dinero que debe ser depositado en una cuenta a través de una agencia de cambio y con destino de países lejanos

A modo de ejemplo, uno de los afectados recibió un correo de un amigo de nombre Pedro, quien le decía, textualmente: “Hola, necesito seriamente tu ayuda. Por favor, ponte en contacto conmigo por correo electronico, ya que estoy de viaje y no pasa el teléfono”. Nótese la particularidad de la redacción, con errores de ortografía y en un dialecto que no utilizamos ni en Mendoza ni en la mayor parte del país. Inmediatamente el receptor de este mensaje respondió: “Hola, Pedro, ¿qué pasó, en qué te puedo ayudar?”.

No pasaron ni dos minutos y enseguida le llegó un nuevo mail del supuesto amigo Pedro: “Gracias por la respuesta, viaje hasta otro pais por un seminario y a mi llegada fui victima de agresión, y en esto me robaron todo lo que tenia con mi teléfono, Ahora no tengo nada conmigo, necesito un prestamo de $750, te lo devolveré cuando regreso. Te dejo datos del país a donde estoy para hacerme una transferencia Money Gram o Western Union: País: Costa De Marfil . Ciudad: Bingerville. Dirección: 22 bp745 Abidjan22. Puedo comunicar por Correo electrónico ya que es mi solo medio ahora. Cuando ya está el depósito, por favor mandame una copia escaneada del comprobante para retirar este dinero. Estoy bien, sólo necesito el dinero, así que guardo silencio, no quiero asustar a todo el mundo”. Se repiten los errores de ortografía y se suma un lenguaje que se asemeja más al utilizado en México que en Argentina. Por eso aquí el afectado entendió que se trataba de una estafa y cesó las comunicaciones.

Sobre todo esta semana se han reportado en Mendoza muchos casos similares de esta jugada virtual conocida en el mundo como phishing (método para obtener información personal y financiera por medios fraudulentos). Es decir, se trata del envío de mails engañosos que contienen enlaces a sitios web fraudulentos. Esta práctica tan habitual en la red, capaz de perforar las cuentas de grandes bancos, puede sin ningún problema alcanzar a cualquier hijo de vecino. 

Los especialistas explican que el phishing es muy común dentro de la web.

“La computadora e internet acostumbran a no leer con atención, y ese es uno de los principales problemas”, aseguró Ezequiel Welcomme, administrador de sistemas de Supercanal. Él sugiere leer con atención antes de hacer clic, porque en la forma en que están redactados los correos se puede advertir que es falso. A veces son traducciones literales de idioma a idioma, cuya construcción de las frases puede alertar del problema.

El famoso cibergolpe del siglo con un botín de mil millones de dólares

Más de cien bancos de treinta países fueron víctimas durante dos años de lo que en febrero pasado se conoció como el cibergolpe del siglo: un grupo internacional de hackers se alzó con U$S1.000 millones de dólares a través de la manipulación de datos. Fue una jugada virtual que penetró sofisticados sistemas de seguridad. 

El método utilizado en aquella ocasión fue lo que se conoce como “phishing”. Los casos más comunes se presentan como cuentas bancarias que aducen haber perdido datos personales del usuario y piden que vuelvan a suministrarlos o amigos que supuestamente han sido robados y solicitan asistencia económica.

Por Julián Vinacour

vinacour.julian@diariouno.net.ar

 Embed      

Dejá tu comentario