Diario Uno > primicias

¡Escándalo! Fotografiaron a jugadores de Boca de joda

A pesar de los malos resultados, Clemente Rodríguez y Cristian Erbes se divierten. Ambos futbolistas de Boca salieron de fiesta a fines de la semana pasada, justamente en la previa del partido ante Unión.

El lateral estuvo en un boliche de la zona sur rodeado de bellas señoritas al igual que el volante, quien estuvo en un lugar bailable de Capital Federal.

En lo que va del año, Boca acumula tres derrotas (contra Toluca 2-1, All Boys 2-0 y Unión 3-1), dos victorias (frente a Quilmes por 3-2 y Barcelona 2-0) y un empate (ante Tigre 0-0). Por eso, el presente no es para nada el mejor. Carlos Bianchi cambia de nombres todos los partidos y está claro que aún no encontró el equipo.

La mayoría de los jugadores están por debajo de su nivel y parece que ni la vuelta del entrenador más ganador de la historia del club y el máximo ídolo pueden sacar el equipo a flote. O al menos por ahora.

Ante este crítico panorama, hubo dos futbolistas “xeneizes” a los que parece poco importarle este momento y salieron a divertirse en los últimos días. Clemente, no bien bajó del avión, el pasado jueves tras haber arribado al país luego de jugar en Guayaquil ante el Barcelona de Ecuador, por la Copa Libertadores, se dirigió a una disco llamada Kasike Bar, ubicada en la zona sur del conurbano bonaerense. Allí, al parecer, la pasó más que bien con varias chicas, con las cuales se sacó varias fotografías, que luego fueron subidas a la red social Twitter. Lejos de la preocupación, Clemente aparece en varias fotos abrazado a las chicas y bailando con ellas.

Por su parte, Erbes estuvo en un boliche de Capital Federal el pasado sábado a la madrugada (Boca se entrenó el viernes en horario matutino y los jugadores quedaron concentrados a la espera del choque ante Unión el sábado a las 19) y también se tomó fotos con varias chicas, que ya dan vueltas por las redes sociales.

En cierto momento al “Pichi” se lo vio bastante acaramelado con una morocha y, según trascendió, se fueron juntos del boliche. A ambos jugadores pareciera importarle poco el qué dirán, teniendo en cuenta el complicado presente futbolístico que vive el club, y no se escondieron de los flashes. (Fuente: Diario Crónica)

 Embed      
 Embed      
 Embed