Premios UNO Escenario - Guaymallén Guaymallén
domingo 05 de noviembre de 2017

"Una cosa es la fama y otra, muy diferente, el prestigio"

Javier Rodríguez. Artista multifacético e inquieto, es cantante, guitarrista, compositor, director de coros, arreglador, intérprete y productor musical.

Javier Rodríguez actualmente trabaja en su noveno disco. Pasado, presente y futuro se cruzan en esta charla con quien integra los premios UNO Escenario desde la primera entrega, hace 14 años.
"Una cosa es la fama y otra muy diferente es el prestigio. La primera nunca me interesó. La segunda sí. Por eso siempre estoy aprendiendo de todo lo que pasa en mi vida y, sobre todo, de los artistas que van emergiendo. Hay muchos y muy talentosos", dice Javier Rodríguez, músico de pura cepa.

Artista multifacético e inquieto si los hay, Rodríguez comenzó a tocar la guitarra a los ocho años, fascinado por el talento que un tenía un compañero de la escuela. "Ahí me enganché y no paré más", cuenta y sonríe. Y no exagera: hoy, con casi tres décadas de trayectoria, es cantante, guitarrista, compositor, director de coros, arreglador, intérprete y productor musical.

En un largo camino –25 años, precisará él– los coros orientaron el curso del recorrido. En el ámbito coral conoció a grandes compositores como Damián Sánchez (fundador de Markama) y a Ariel Ramírez (autor de la Misa Criolla) e interpretó musicales como Los Miserables y se sumó a Opus Cuatro, grupo vocal de con décadas de trayectoria ininterrumpida. Incluso fue en un coro en donde conoció a quien es su esposa desde hace 21 años.

Pero hay más. Entre muchas otras experiencias, en 2014, Rodríguez se dio el gustazo de interpretar Póngale por las hileras para una escena de la megaproducción brasileña Avenida Brasil. "Lo pasamos genial", recuerda él, quien, además, integra los premios UNO Escenario desde la primera entrega, hace 14 años. "Y me siento orgulloso de permanecer", asegura.

Con un pasado rico en anécdotas, un presente signado por la llegada de su noveno disco, y un futuro en el que le espera una gira por Dinamarca, Noruega y Suecia, Javier Rodríguez llega a esta entrevista.

–Cuando mirás en perspectiva: ¿qué momentos de tu trayectoria se destacan?
–Creo con toda seguridad que los coros han sido y son mi pasión. Han marcado mi vida intensamente y las experiencias que viví en mis comienzos con el coro de Regatas por ejemplo, no se olvidan. De allí surgieron muchas experiencias increíbles. Así también el Coral de las Arenas.

–Siempre has estado relacionado con las misas ¿Fue coincidencia o una elección?
–Se ha dado así. Creo que quieren mi conversión (risas). Con Ariel hicimos la Misa Criolla por todos lados. Luego hice la Misa Andina (de música peruana) y también hicimos Misa por la Paz y la Justicia. La verdad que sí, son muchas misas.

–Entre tantas andanzas tendrás alguna anécdota para el recuerdo...
–¡Las tengo! Una de ellas es la participación en la novela Avenida Brasil. Fue gracias a José Kemelmajer (actor), que justo que se encontró con el set de filmación en el parque General San Martín y le pidieron un músico. Fue una hermosa experiencia, nos trataron excelente. Hace poco también participé en el rodaje de Zonda, una película sobre la música popular argentina.

–Volviendo a tu experiencia coral: ¿qué coros dirigís actualmente?
–Ahora estoy con Guaymallén Coral, desde hace siete años, y Voces del Retamo de Junín. Ellos ocupan buena parte de mi tiempo y es algo que me llena el alma hacer.

–¿Para cuándo el nuevo disco?
–Actualmente trabajo en la pre-producción de mi nuevo disco. Es el noveno y tendrá el 100% de temas propios, al igual que mi primer disco. Algunos tienen un toque folcloroso y otros no tiene género. El año próximo volvemos a salir de gira por Dinamarca, Noruega y Suecia.

–¿Cómo llegaste con tu música a Dinamarca?
–Gracias a Cantapueblo conocí al director del coro de la escuela de música de allá. Fue quien me invitó y se fueron abriendo puertas.

Fuente:

Más Leídas