El juez federal Walter Bento fue citado a prestar declaración indagatoria para defenderse de la imputación por asociación ilícita en el ejercicio de la función de magistrado.

La audiencia había sido fijada para el martes 15 de junio en los tribunales federales pero fue postergada para la última semana de junio a pedido de él. El magistrado hablará frente a los instructores y dejará de lado la clásica negativa de la mayoría de los acusados de delitos penales.

"Nos faltan ojos y tiempo, sobre todo porque nos fijaron la indagatoria para dentro de unos pocos días", graficó un miembro del equipo de representantes legales de Bento para justificar el pedido.

Para el lunes 14 también había sido citada a indagatoria la esposa del juez. Se trata de Marta Boiza, bajo sospecha de haber cometido el delito de enriquecimiento ilícito. Esto también fue postergado.

El juez Bento y la esposa iban a declarar a fines de mayo, más precisamente el jueves 20 en el caso del primero.

Pero el juez instructor, Eduardo Puigdengolas, dispuso el secreto del sumario por diez días para avanzar con la pesquisa -lo que derivó en nuevas personas acusadas- y suspendió este tipo de actos procesales.

Puigdengolas.jpg
El juez federal Puigdengolas.

El juez federal Puigdengolas.

Los abogados Mariano Cúneo Libarona -quien llegará especialmente desde Buenos Aires- y Gustavo Gazali acompañarán a Bento durante la indagatoria, de la que participarán el juez Puigdengolas y el fiscal investigador, Dante Vega.

Mariano Cúneo_1.jpeg
Mariano Cúneo Libarona, uno de los defensores del juez federal Walter Bento.

Mariano Cúneo Libarona, uno de los defensores del juez federal Walter Bento.

Se prevé que ese acto procesal sea de larguísima duración y presencial. También asistirán los representantes legales de todos los demás imputados, como establecen los procedimientos judiciales.

En las últimas horas, Bento insistió con que la Justicia Federal le devuelva una importante suma de dinero en efectivo secuestrada en su casa el 5 de mayo, durante el allanamiento ordenado por el juez Puigdengolas. Porque reviste carácter alimentario, justificó.

Se trata de $1.090.000, 3.300 euros y U$S8.500 de las cuentas sueldo de Bento y la esposa (es empleada en la Justicia Federal de Mendoza), del sobrante de una misión oficial y de la venta de un inmueble.

Seguir leyendo