En medio de la pandemia de coronavirus, y tratando de asegurarse la buena salud de sus empleados y a la par la continuidad de la producción, cada vez son más las empresas mendocinas que deciden contratar laboratorios privados para testear a su personal y descartar cualquier contagio del virus. Los testeos que realiza el Ministerio de Salud se realizan a quienes tienen síntomas de tener el virus, o a quienes tuvieron un contacto estrecho con un caso positivo. En Mendoza hacerse un test cuesta entre $3.800 y $4.500.

Una muestra de ello fue el caso del camionero mendocino al que su empresa le confirmó que su testeo privado había dado positivo cuando el transportista se encontraba en San Luis. Esa alerta hizo que en la vecina provincia lo encapsulara y aislaran a las personas que tuvieron contacto con él para evitar contagios.

Te puede interesar: Cronograma de pagos IFE con CBU/ANSES

Pero además de esa empresa, son varias las firmas locales que comenzaron a aplicar estos testeos serológicos (que detectan anticuerpos), de PCR, que se hacen por hisopado y detectan material genético del virus en la garganta y los llamados tes rápidos, realizados en laboratorios privados que fueron habilitados por la Nación el 27 de abril pasado.

"Nosotros fuimos avanzando progresivamente en el cuidado de nuestro personal. Primero compramos termómetros digitales para tomarle la temperatura en el ingreso y egreso de la planta, luego compramos una cámara infraroja que tenía más precisión, y hasta ideamos una máquina para desinfectar los vehículos. Pero cuando se habilitaron estos testeos decidimos implementarlos porque la pandemia nos encontró en un momento de temporada alta para nuestro trabajo y acá llegaba un promedio de 300 transportistas de todo el país, cuyo recorrido desconocíamos", cuenta Rodrigo Mateo, subgerente de talento y aprendizaje de la empresa (ex Recursos Humanos) de la firma Derivados Vínicos, S.A. de Palmira, en San Martín.

Esa empresa que tiene 150 empleados de planta y además alberga a otros 50 contratistas, de servicios de vigilancia y limpieza por ejemplo, decidió contratar a un laboratorio de Luján para testear a su personal y detectar sobretodo, si hubiere casos de asintomáticos que pudieran tener el virus sin que se les manifieste.

De hecho de esta manera pudieron detectar días atrás un casos sospechoso, que luego fue testeado por el Ministerio de Salud y se confirmó que fue negativo.

 Embed      

"Nuestra política fue contratar testeos de PCR y preventivamente definimos que se le haga una extracción de sangre a todo el personal con una periodicidad de 30 días para los análisis serológicos. Eso nos permite a todos trabajar de manera segura y que nuestros empleados y sus familias también estén seguros", precisó Mateo.

Cuánto cuestan y dónde se hacen

Para hacer el test de coronavirus los laboratorios de biología molecular deben cumplir una serie de requisitos que exige el Ministerio de Salud de la Nación para habilitarlos. En Mendoza, están quienes hacen el test por su cuenta y quienes lo derivan a otros laboratorios en Buenos Aires o Córdoba para que confirmen los resultados. Por protocolo todos deben informar al Sistema de Salud si detectan un caso positivo.

Hoy hacer uno de estos test en Mendoza cuesta entre $3.800 y $4.500 dependiendo de los distintos laboratorios y también de la cantidad que se pida, ya que si son más de 5 por empresa pueden bajar los costos.

"La eficacia de un test se mide en especificidad y sensibilidad, por eso nosotros confiamos más en los hisopados de PCR, que se hacen por la vía nasofaríngea, porque nos parecen más eficientes y confiables que los test rápidos,y porque además nos permiten detectar los pacientes asintomáticos", confirmó el bioquímico Sergio Bonfil (matrícula 1288) quien realiza estos testeos en el laboratorio CM Salud de Maipú.

Ese laboratorio realizó test para empresas cuyos empleados deben salir de la provincia y para ingresar a otras debieron presentar el resultado negativo de coronavirus.

¿Dónde se consiguen los test?

Según confirmó un par de laboratorios consultados, la mayoría adquiere estos test en el exterior, sobre todo en Corea el Sur y Estado Unidos y y para que puedan ser usados deben cumplir con el requisito de estar aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

En principio la compra de estos test estuvo centralizada en el Ministerio de Salud de la Nación, pero ya no lo está.

Te puede interesar...