Diario Uno > Política > Coronavirus en Mendoza

Proponen reducir los sueldos de los estatales para asistir al sector privado en crisis

A través de un proyecto de ley, la diputada provincial Josefina Canale (PDP-Cambia Mendoza) le pidió al Poder Ejecutivo un sistema de colaboración entre el sector público y el sector privado, aplicando una retención a los trabajadores estatales que cobren más de $20.000. Es decir de un descuento.

Te puede interesar Quién cobra hoy el bono de $10.000 de la ANSES: consultá tu fecha de cobro de IFE

Lo recaudado estaría destinado exclusiva y excepcionalmente a la conformación de un Fondo Fiduciario para asistir al sector privado de la economía, que lo requiera con motivo de la cuarentena COVID-19.

Los pagos a cuenta se aplicarán, si es que se aprueba el proyecto, según alícuotas progresivos desde el 0,50% para el sueldo de $20.000 hasta el 20% para sueldos de $210.000 o más.

 Embed      

Dichos pagos a cuenta se aplicarán a sueldos y SAC correspondiente al primer semestre, a partir del 1 de mayo y hasta el 31 de julio del 2020, a todo el personal de los tres Poderes del Estado.

En cuanto al Poder Ejecutivo se aplicarán a la Administración Central y organismos descentralizados, con excepción del personal del Ministerio de Salud, del Ministerio de Seguridad y de la DGE.

 Embed      

Conforme al ahorro presupuestario, que las medidas adoptadas en la presente determinan, el PE podrá reasignar las partidas que pertenezcan, a fin de la creación de un Fondo Fiduciario para subsidiar a trabajadores del sector privado, del ámbito de actividades paralizadas por la pandemia.

Según la propuesta, “los empleados estatales que hoy no prestan sus funciones de manera presencial, ni virtual, deberían devolver las horas no trabajadas una vez terminado el período de aislamiento (que arrancó el 20 de marzo), en cada una de las reparticiones donde prestan sus servicios”.

Estableciendo además que “si los montos establecidos en la escala de referencia, no se convalidaran en un acuerdo paritario futuro, las sumas retenidas podrán ser reintegradas en un plan de repago, una vez superada la Emergencia Económica y siempre que una ley provincial así lo determine”.

La legisladora consideró  que hoy “se produce una desigualdad entre aquellos que sólo cuentan con ingresos si producen (sector privado), y aquellos que son empleados del Estado, que trabajan en cualquiera de los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo o Judicial o entes descentralizados (sector público), que de todos modos cobran un sueldo seguro a fin de mes, siendo hoy una clase privilegiada por la estabilidad propia con la que cuenta este tipo de empleo”.

Es necesario que haya una colaboración entre el sector público y el sector privado para poder, de alguna manera sostener la economía de la provincia, como también los miles de puestos de trabajo que se encuentran en riesgo a raíz de la cuarentena que atravesamos”, subrayó.

Seguir leyendo