Diario Uno > Política

El Partido Demócrata eligió a Richard Battagión y no irá a internas el 7 de abril

Por Marcelo Arce

arce.marcelo@diariouno.net.ar

Un día antes del cierre de la presentación de listas para la interna, prevista para el 7 de abril, el Partido Demócrata logró acordar una fórmula de unidad para la conducción y Richard Bataggión se convertirá en el próximo presidente de los gansos.

El acuerdo se selló luego de varios días de negociaciones, llegó al jueves por la noche y se cerró después de que el diputado nacional Roberto Pradines, que competía por el sillón partidario, aceptara finalmente convertirse en vicepresidente.

Hasta anoche se estaban terminando de armar las listas y quedaba la incógnita acerca de cómo se terminarían de acomodar las peleas internas que todavía persistían en algunos departamentos.

Bataggión fue el candidato que buscó imponer Omar De Marchi, con lo cual su ascenso a la presidencia implica un retorno del legislador nacional al control del partido luego de algunos años.

Pradines era el que tenía la llave para destrabar la negociación. Dueño de los votos demócratas de Guaymallén, es el dirigente que hoy por hoy ostenta el mayor peso territorial interno y pujó hasta último momento para que De Marchi lo apoyara. No logró ser presidente, pero a partir de los próximos meses será el nuevo jefe del interbloque que los dos legisladores demócratas, él y De Marchi, tienen en el Congreso con el PRO.

Además, ambos dirigentes compartirán lugares en la Convención del partido, órgano que, entre otras cosas, definirá la política de alianzas electorales.

Bataggión era, hasta hace algunos días, un dirigente rechazado por el oficialismo partidario encabezado por Andrés Grau, quien resistía su postulación por haber sido presidente de la fundación Pensar, un órgano dependiente del PRO. Pero el acuerdo entre De Marchi y Pradines, que les otorgaba un fuerte peso territorial ante una eventual elección interna, terminó por inclinar la balanza.

La pelea entre los gansos ahora estará puesta en otra cuestión. Resuelta la cuestión de las autoridades partidarias, cuya elección habían separado de la designación de cargos electivos hace dos semanas, ahora comenzarán a definir las políticas de alianzas de cara a las elecciones de octubre. Y sobre todo deberán dirimir quién será el dirigente que encabece las negociaciones con el PRO.

Por los fuertes tironeos internos de cara a la definición para octubre, el PD debió separar la definición de los cargos partidarios de las candidaturas para las próximas elecciones, a través de una modificación a su Carta Orgánica que fue decidida hace dos semanas y ratificada por el propio partido hace una semana.

La pelea por la presidencia y sobre todo, por el control de la Convención definirá no sólo las candidaturas para las elecciones de octubre sino también si los gansos harán o no alianzas electorales. Algunos referentes quieren unirse con el PRO de Mauricio Macri y del otro lado apuestan por un PD “puro” en las listas de octubre, aunque también está la idea de repetir la alianza electoral de 2011 con el Peronismo Federal de los Rodríguez Saá. En la definición de la presidencia, juega también cuál es el dirigente que encabeza las negociaciones con el PRO, un rol, que De Marchi entiende que le pertenece y que ahora, con el triunfo de Bataggión, seguramente intentará ejercer.

 Embed      
Richard Bataggión. De vuelta a la política activa.
Richard Bataggión. De vuelta a la política activa.
 Embed      
Roberto Pradines. Ejerció su poder negociador.
Roberto Pradines. Ejerció su poder negociador.

Te puede interesar...