Diario Uno > Política > Causa de los cuadernos

Ordenaron liberar a Julio De Vido por la causa de los cuadernos

Tras una orden judicial, el exministro de Planificación, Julio De Vido, dejará la cárcel y volverá a su casa en Zárate con una tobillera electrónica. El ex funcionario, condenado a cinco años de prisión por la tragedia de Once, fue beneficiado este viernes por el Tribunal Oral Federal (TOF) N°7, que prepara el juicio por los cuadernos de las coimas, al concederle la prisión domiciliaria.

Te puede interesar:Pidieron condenar a dos psicólogas y a una asistente social por dejar abandonada a la niña

Este tribunal dio a conocer esta resolución horas después que la Cámara de Casación anulara su decisión de denegar la excarcelación de De Vido. Casación le ordenó, además, que argumentara su negativa en base a los nuevos límites que fijó el Congreso para utilizar la prisión preventiva. El TOF N°7 decidió entonces otorgarle la prisión domiciliaria al exministro ya que sigue involucrado en la causa de Río Turbio por supuestos desmanejos en el uso de dinero público que debía destinarse a esa mina de carbón.

La decisión fue tomada por la Sala I de Casación, a cargo de Diego Gustavo Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa. Por mayoría, Barroetaveña y Petrone resolvieron aceptar el recurso de las defensas.

Roberto Baratta, su número dos en el Ministerio de Planificación, también fue beneficiado con la excarcelación. El exfuncionario solo tenía prisión preventiva en la causa de los cuadernos. A partir de la resolución de Casación, el TOF N°7, que ya había denegado su excarcelación, debió resolver nuevamente este viernes sobre su situación, y le concedió el arresto domiciliario con una tobillera electrónica.

La jueza Figueroa opinó -a través de su dictamen- que el ex ministro de Planificación kirchnerista no había sido desaforado por la causa de los cuadernos y por ello "la prisión preventiva contra Julio Miguel De Vido en esta causa nro CFP 9608/2018 ha sido dictada de manera arbitraria y en flagrante violación de la manda constitucional, por lo que se impone dictar su nulidad".

Sin embargo, sus colegas manifestaron que la prisión preventiva era válida porque se había dictado por el caso Gas Licuado, un expediente que resultó conexo a Cuadernos.

El exministro, que está preso desde 2017, ya había obtenido hace unas semanas el arresto domiciliario en el caso Río Turbio, pero no se podía aplicar porque estaba preso por cuadernos.

Seguir leyendo