Industrias afectadas

La falta de gas reavivó el cauteloso reclamo de los gobernadores por la obra pública detenida

Más de 100 industrias de Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires y el Norte se quedaron sin gas, aparte de taxistas y remiseros. Cautela de los gobernadores

Más de 100 industrias de Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires y el norte del país se quedaron sin gas natural y también taxistas y remiseros sin GNC. Aun así, la mayoría de los gobernadores prefirieron no confrontar con Javier Milei y respondieron con cautela a la espera de la resolución de la crisis energética.

Ninguno, sin importar signo político, le echó la culpa a la gestión anterior como sí ocurrió en redes sociales donde apuntaron al trío Alberto Fernández-Sergio Massa-Cristina Kirchner. Pero sí unificaron el pedido por la continuidad de las obras que hubieran evitado esta situación.

Entre funcionarios cordobeses circuló un documento que elaboró una consultora para consumo interno en el que se destacó que "el Estado le tapó una arteria al corazón productivo del país". La "imprevisión", indicaron, "se paga y cuesta muchísimo dinero" sobre todo a los sectores golpeados.

►TE PUEDE INTERESAR: La Justicia ordenó a la Nación preservar el gasoducto de San Rafael y facilitar la transferencia de los fondos

Además, para morigerar los efectos de la falta de gas, el Gobierno mediterráneo dispuso la carga de biocombustibles (B20 y E17) para remiseros y taxistas, combustible que la provincia y el municipio utilizan en el marco de un programa de migración de los vehículos públicos.

Cerca de Martín Llaryora se diferenciaron con anuncios de obra pública. Y aunque evitaron hacer olas, destacaron que la responsabilidad es nacional y que la crisis energética "pone de manifiesto la necesidad de sostener obras estratégicas". Al tope de la lista apuntaron lo que resta del gasoducto de Vaca Muerta para duplicar su capacidad, tal como señaló en redes sociales la exsecretaria del área Flavia Royón.

Flavia Royón.jpg

"Esperemos que se generen las condiciones para retomarlas rápidamente" indicaron al mismo tiempo que recordaron que el gobierno de Hacemos por Córdoba -como otras provincias- viene pidiendo el traspaso de algunas obras que están paralizadas por decisión de la Casa Rosada. Una vez más y a pesar de colaborar con el gobierno libertario, pidieron "recapacitar" y "una salida a la crisis".

En la provincia donde Milei estuvo celebrando el 25 de Mayo se vieron largas colas en estaciones de servicio donde muchos clientes, con angustia, querían anticiparse a una crisis prolongada.

►TE PUEDE INTERESAR: Un fiscal confirmó que el 30% de los acusados por truchar elecciones en un pueblo de San Luis son mendocinos

El impacto en otros distritos

Santa Fe fue otra de las provincias con alto impacto donde la restricción de la provisión del gas a las industrias generó gran preocupación entre empresarios y dirigentes políticos. El freno a la actividad industrial, en un contexto ya de crisis, haría caer aún más la producción y generaría un efecto dominó sobre toda la actividad económica.

En Tucumán, donde Osvaldo Jaldo se alineó con el gobierno nacional, fue el ministro de Obras Públicas el encargado de dar explicaciones. Santiago Yanotti repitió las palabras el vocero presidencial Manuel Adorni. "El adelantamiento del frío aumenta el consumo", consideró, aunque remarcó la importancia de la reversión del gasoducto del norte.

"Eso no ocurrirá en este invierno y el Gobierno nacional está buscando alternativas para suplir la falta como la compra a Brasil", excusó a la gestión de Javier Mieli.

A nivel local asumió la poco feliz responsabilidad de hacer el anuncio de la suspensión de venta de GNC en Tucumán el presidente de la Cámara de Comerciantes Derivados del Petróleo, Gas y Afines, Sebastián Vargiu. Un 30% del gas que se consume en Tucumán corresponde a las centrales termoeléctricas aunque algunas pueden funcionar también con gasoil, aunque es más caro.

Llamativamente el ministro de Obras Públicas coincidió con otros distritos respecto a la falta de previsión y al freno del gasoducto Néstor Kirchner: "Creo que daban los tiempos para llegar al invierno, pero ya está, no vamos a llorar sobre la leche derramada. Es un hecho y ahora hay que empezar a buscar soluciones".