Diario Uno Política
El cacique alvearense y el titular del Concejo Deliberante limaron asperezas. No hay antecedentes de un cónclave similar desde que el justicialista gobierna Alvear. 

Siempre hay una primera vez, De Paolo bajó al Concejo y se reunió con el presidente, el radical Viñolo

En el medio día de ayer, el intendente Juan Carlos De Paolo bajó al Concejo Deliberante y no fue para un acto protocolar o realizar el discurso de apertura de sesiones ordinarias sino para reunirse con el presidente del cuerpo, el edil radical Leonardo Viñolo.

Después de 10 años al frente del Municipio alvearense, esta es la primera vez que el jefe comunal baja al Concejo de manera oficial para dialogar con un presidente y encima con uno que no es del mismo color político.

Acompañado por Omar Gili, presidente del bloque justicialista, el cacique alvearense entabló una conversación que se extendió por más de media hora.

En los planes de De Paolo estaba solamente la intención de efectuar un llamado telefónico a Viñolo para mantener una charla sintética sobre algunos puntos que hacen a la vida política institucional, sin embargo, a instancias de Gili accedió a hacerlo cara a cara.

El hecho, que no pasó desapercibido, tiene varias aristas. Por un lado apunta a marcar una diferencia importante en lo que fue la relación del Ejecutivo con el Concejo cuando estuvo presidida por el justicialista renegado Luis Gutiérrez en 2013. Directamente todos los canales estaban cortados y el diálogo fue nulo.

En ese camino también está el “bajar los decibeles en la discusión y no perder el respeto”, como admitieron el propio presidente del Cuerpo y el concejal Gili. Hasta la semana pasada, los cruces primero institucionales y después mediáticos entre oficialismo y oposición estuvieron a la orden del día y las declaraciones tenían cada vez menos filtros.

El otro aspecto que se puede leer entrelíneas es que el jefe comunal sabe que no tiene bajo su ala al Concejo como ocurrió hasta el 2012 y necesita limar asperezas ya que está en desventaja numérica. La relación de fuerzas por estos días es de 6 a 4 (hay 4 ediles radicales, 1 demócrata y el monobloque del justicialista Gutiérrez) y cuando asuman los nuevos concejales como mucho podrá quedar empatada por el apoyo que le pueda brindar el edil ganso Ramiro Zaragoza que se sentará en la banca que hoy ocupa Ricardo Ferrero.

Al término del cónclave, Viñolo comenzó a dar muestras de lo charlado anteriormente y se manejó con mesura y agradeció el gesto del cacique comunal.

“Cada uno tiene su color político pero es necesario buscar consensos para abordar los problemas que aquejan a los alvearenses entre todos como es el tema de la seguridad” dijo el presidente del Concejo y a renglón seguido manifestó que acordaron “sostener reuniones al menos una vez al mes para trabajar las distintas problemáticas”.

 Embed      

Seguir leyendo