Estrategia de gobierno

El nuevo reparto de poder en Casa Rosada: quiénes son los brazos ejecutores de Milei

Mientras el Presidente se concentra en la economía, confía la gestión diaria en dos de las personas de mayor confianza que ganan cada vez más control sobre el resto del gabinete. Desplazamientos, reuniones estratégicas y decisiones que despiertan tensión

Cuatro meses después de llegar al gobierno Javier Milei armó un esquem de poder donde el reparto de funciones en la Casa Rosada quedó abiertamente dividido en dos partes que se complementan, protagonizan tensiones propias de la política pero le ofrecen al Presidente un andamiaje perfecto para sustentar su imagen y gobernar con su estilo rupturista.

En los últimos días esta estructura de poder que desplegó Milei quedó gráficamente expuesta. Por un lado, se expanden los tentáculos de Karina Milei que abarcan funciones internas y el armado de la política libertaria y, por otra parte, el jefe de gabinete, Nicolás Posse que acapara la administración burocrática del Estado y la política exterior.

Reunión del gabinete de Milei.webp
Una de las últimas reuniones de Javier Milei con su gabinete.

Una de las últimas reuniones de Javier Milei con su gabinete.

En el medio de estos dos esquemas de poder dividido y acordado naufragan los funcionarios líberos y con otro peso político como ser Santiago Caputo, el ministro del Interior, Guillermo Francos; el ministro de Economía, Luis Toto Caputo; la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

►TE PUEDE INTERESAR: La lucha de pasiones entre los libertarios mendocinos que desató Karina Milei

El poder real

"Milei es Karina y Posse a la vez. Sobre estos deposita su confianza y deja que todo fluya", dijo a El Cronista un encumbrado funcionario de la Casa Rosada que percibe una suerte de carterización cada vez más simétricaentre Karina Milei y Posse.

En el entramado de esta radiografía del poder Karina Milei es la que más peso tiene por su cercanía y parentesco con el Presidente. En los últimos días la secretaria de la Presidencia avanzó varias casillas en el armado de su poder y cobró más notoriedad hasta dar con una pregunta que repiquetea hoy en los pasillos de la Casa Rosada: "¿Quién es el verdadero jefe, Milei o Karina?".

La pregunta no es caprichosa si se miden todos los movimientos de Karina Milei y las decisiones que tomó el Presidente. La reciente desinteligencia pública que protagonizó el bloque de diputados de La Libertad Avanza es parte de ese entramado de poder de Karina Milei.

La hermana del Presidente ordenó al titular de la Cámara Baja, Martín Menem, que desactive la idea para que Marcela Pagano presida la Comisión de Juicio Político como quería el ahora ex jefe de bancada Oscar Zago. El resultado de toda esta polémica fue la renuncia de inmediata de Zago a la jefatura de bloque y la parálisis de Pagano en la Comisión.

Javier y Karina Milei.webp

"¿Quién es el verdadero jefe, Milei o Karina?", se preguntan algunos en Casa Rosada.

Sin embargo, no sólo en el Congreso se extiende el poder de la hermana del Presidente. También empezó a tejer puentes en la Ciudad de Buenos Aires y en varias provincias para darle forma y vuelo a su proyecto partidario Karina 2025 tendiente a competir fuertemente en las legislativas del año que viene. La apuesta compite con referentes del PRO y hasta de la misma Libertad Avanza donde genera ruidos internos en el seno del gobierno.

A su vez, Karina Milei avanzó en el esquema de poder de la Casa Militar encargada de la custodia presidencial. Eyectó al ex jefe de esa dependencia Alejandro Gugliemi y puso a Sebastián Iabañez, uno de su confianza sumado al poder que le dio en el control de la flota aérea presidencial al jefe del estado Mayor Conjunto, brigadier Xavier Isaac.

También la hermana del Presidente en el entramado de poder de la Casa Rosada avanzó con el armado bajo su órbita de la Secretaría de Planeamiento Estratégico, donde puso a María Ibarzabal, una ex macrista amiga de Santiago Caputo para coordinar la desregulación del Estado.

En paralelo, Karina Milei bajó del rango ministerial al secretario de Comunicación, Eduardo Serenellini. Es una jugada más de la funcionaria contra el periodista que llegó con mucho poder, le quitaron fondos y ahora el ingreso a la reuniones de Gabinete. ¿Colisiona este avance de poder de la hermana del Presidente con las funciones del jefe de Gabinete?

¿Karina Milei significa un escollo para Posse? Las preguntas tienen respuestas factibles en los hechos. Nada parece indicar que vaya a darse una colisión entre Posse y Karina Milei porque ambos se complementan. "Hay tensiones propias del poder pero no más que eso", respondió a El Cronista con ironía un secretario de Estado.

Entramado de Posse

En paralelo a todo este entramado Posse construye su propio esquema de poder. El jefe de Gabinete avanzó con el posicionamiento de funcionarios de su confianza en los directorios de empresas del Estado y en entes autárquicos. Es lo que en la Casa Rosada llaman el "poder en las sombras" para el momento en que el Gobierno vaya a desplegar el plan de privatizaciones.

Eduardo Posse.webp
Nicolás Posse, jefe de Gabinete.

Nicolás Posse, jefe de Gabinete.

También el jefe de Gabinete acapara el vínculo con los gobernadores de la mano del ministro Francos. El jefe de gabinete es después de todo quien le da el vistazo final a cada proyecto que el Poder Ejecutivo envía al Congreso. Así ocurrió con la ronda de diálogo que encararon Posse y Francos con gobernadores y legisladores opositores para luego cerrar el borrador final de la Ley Base y el paquete fiscal que ahora tratará Diputados.

Además, Posse avanza casilleros en política exterior. En clara competencia con la canciller Diana Mondino el jefe de Gabinete recibió visitas de peso de Estados Unidos como el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken o a la jefa del Comando Sur, la generala Laura Richardson.

En este sentido, Posse se ubica en un esquema de poder similar al que puede tener en Washington un Secretario de Seguridad Nacional. Es decir, un armador de la estrategia diplomática y de inteligencia de un Estado.

Por cierto, este esquema de poder del jefe de Gabinete se extiende al área de la inteligencia. Posse tiene bajo su ala el manejo de la Agencia Federal de Inteligencia que conduce Silvestre Sívori y al secretario de Estrategia Nacional, Jorge Antelo. Con ellos diagrama los planes de inteligencia interna y busca unificar esta área con los Ministerios de Seguridad y Defensa. Más poder para Posse.

La recepción que el jefe de Gabinete le dio hace unas semanas al jefe de la CIA, Willam Burns en la Casa Rosada también fue una muestra clara de los i límites bien marcados que establecen Posse en su terreno y Karina Milei en el suyo. El esquema de poder de la Casa Rosada queda dividido en dos partes donde Milei se nutre de cada una de ellas para sustentar su gobierno.