politica - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
miércoles 16 de mayo de 2018

El ministro Pérez Hualde renunció a la Suprema Corte

El gobernador Alfredo cornejo aceptó la dimisión. Ya suenan nombres para reemplazarlo.

Alejandro Pérez Hualde, uno de los siete ministros de Corte Suprema de Mendoza presentó este miércoles su renuncia. Comienza así el juego de especulaciones de nombres posibles para su reemplazo.


El Gobernador Alfredo Cornejo aceptó la dimisión, lo que quedó plasmado en el decreto 720, firmado por el mandatario y el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Dalmiro Garay.

En diciembre del año pasado, el supremo había iniciado los trámites de su jubilación dado que cumplirá los 65 años en agosto de 2018. Sin embargo, los jueces pueden comenzar esos trámites y seguir en el cargo hasta que presenten la renuncia. La novedad en este caso es que como el magistrado ya presentó su dimisión, en cuanto le salga la jubilación dejará su puesto.

Los nombres que suenan sobre su posible reemplazo giran en torno a reconocidas figuras del ámbito político y judicial. Entre esos están el del ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, el del Procurador, Alejandro Gullé y el de la coordinadora del Ministerio Público Fiscal, Teresa Day. Se abre, también, la posibilidad de que una mujer ingrese al máximo tribunal.

En diciembre del año pasado, cuando inició los trámites jubilatorios, el mismo juez contó a Diario UNO desde México, donde participó de un Congreso Internacional de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de ese país, que había comenzado ese proceso a fines de septiembre "mucho antes de las elecciones de octubre y cuando no había ningún proyecto en danza. No sé por qué se tardó tanto en saberse, porque es un trámite público que se hace en la planta baja de Casa de Gobierno".

Sin embargo, más allá de haber tomado esta iniciativa, Pérez Hualde evitó en ese momento adelantar alguna decisión sobre si dejará en breve o no la Suprema Corte.

Alejandro Pérez Hualde se acogerá a la Ley Nacional 24.108 que regula las jubilaciones de los jueces supremos, a la que la provincia adhirió con la norma 7.770. En ellas se establece que los magistrados que se jubilen cobrarán el 82%móvil de lo que perciben, y que una vez concluido el proceso jubilatorio, será potestad del magistrado presentar su renuncia al gobernador y comenzar a percibir su jubilación o dejar el trámite frenado por años hasta que decida tomarlo. Finalmente, decidió la primera opción.

Fuente:

Más Leídas