Reunión con la CGT

El Gobierno seguirá sin homologar paritarias arriba de la inflación y no hay señales del paro nacional

La cúpula cegetista, con la sorpresiva aparición de Hugo Moyano, escuchó a los funcionarios nacionales referirse a la Ley Bases y las políticas paritarias. El detalle sobre la reforma laboral

En una extensa reunión de dos horas de duración, líderes gremiales de la CGT asistieron a una reunión convocada por el Gobierno, en la que se buscó retomar el diálogo entre ambas partes y conversar al respecto de la reforma laboral y otras cuestiones clave como la política de homologación de paritarias. Los dirigentes de la central obrera se reunirán este jueves para determinar si llamarán a un paro nacional.

El encuentro se dio en la tarde de este miércoles en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada. El jefe de gabinete, Nicolás Posse; el ministro del Interior, Guillermo Francos; y el secretario de Trabajo, Julio Cordero, oficiaron de anfitriones ante los secretarios generales de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Soesgype).

Entre los asistentes estaban el líder camionero, Hugo Moyano, y los secretarios gremiales Andrés Rodríguez (UPCN) Gerardo Martínez (UOCRA); José Luis Lingeri (Obras Sanitarias); Marina Jaureguiberry (SADOP); Cristian Jerónimo (Empleados del Vidrio); Susana Benítez (Satsaid); Jorge Sola (Seguros); y Oscar Rojas (Maestranza).

"Los dirigentes gremiales presentes se interiorizaron sobre el proyecto de Ley Bases y la eventual propuesta de reforma laboral. A su vez, dialogaron sobre la homologación de convenios y las futuras negociaciones paritarias", describieron mediante un comunicado gubernamental.

Según pudo saber El Cronista, los funcionarios mileistas mantuvieron la posición de no homologar las paritarias por encima de la inflación, tal y como lo había dispuesto días atrás el ministro de Economía, Luis Caputo.

La reunión se dio en un ámbito de alta conflictividad. La CGT está próxima a determinar la posibilidad del segundo paro nacional desde la asunción de Javier Milei, motivado por los despidos estatales, la consolidación de la recesión y su impacto en la industria, los aumentos de los bienes y servicios y la implementación de ciertas medidas como la reforma del impuesto a las Ganancias (ahora Ingresos Personales), que es rechazado particularmente por camioneros, bancarios y petroleros. Según alegan fuentes que participaron de la reunión, ese apartado no fue el más mencionado y todavía no hay certezas al respecto.

Asimismo, durante la reunión uno de los temas centrales que se abordó es el proyecto de reforma laboral que está elaborando un grupo de diputados de la UCR a pedido del gobierno nacional. Según pudo saber El Cronista, desde Nación están esperando que el jefe de bloque radical Rodrigo de Loredo envíe el articulado con las modificaciones. "Cuando llegue el Ejecutivo hará una devolución y se hará una versión común", dijeron en Balcarce 50.

►TE PUEDE INTERESAR: Sergio Palazzo se diferenció de la CGT e instó a generar un gran paro nacional

Dirigentes de la CGT en Casa Rosada.webp
Hugo Moyano, Andrés Rodríguez, Carlos Acuña y Héctor Daer en su entrada a la Casa Rosada.

Hugo Moyano, Andrés Rodríguez, Carlos Acuña y Héctor Daer en su entrada a la Casa Rosada.

El Gobierno anotició a los gremios del detalle fino de este proyecto. Esta nueva versión no tendrá la quita de las cuotas solidarias y tampoco hará modificaciones sobre la ultraactividad de los convenios. La incertidumbre pesaba sobre la modificación o no de las multas por irregularidad en contrataciones, algo que debía ser dirimido por los propios diputados radicales.

Los funcionarios libertarios consideran que una proporción importante de las autoridades de la CGT ven necesaria una reforma de la legislación laboral. Así lo expresaron en diversas declaraciones importantes referentes como Daer y Andrés Rodríguez. El líder camionero Pablo Moyano es quien lidera la posición contraria, que es acompañada por la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores. En Casa Rosada dicen que la CGT va a acompañar la reforma laboral.

El Gobierno y el sindicalismo cortaron el diálogo a partir de la publicación del DNU 70/2023 que contenía la primera reforma laboral impulsada por Milei (la cual está paralizada en la Justicia). Desde la cúpula cegetista dieron a entender que habían existido conversaciones previas pero que el oficialismo presentó un texto que no contenía ningún punto cercano a lo que se había negociado.

"La reunión de hoy (por este miércoles) tuvo por objetivo acercar el diálogo que se había cortado en los meses anteriores", explicaron desde la Casa Rosada. El acto no contó con la presencia de Pablo Moyano, que en la última semana mantuvo un fuerte intercambio con el Gobierno producto de la falta de homologación de la paritaria camionera con varias cámaras del sector.

Héctor Daer y Pablo Moyano.webp
Héctor Daer y Pablo Moyano, durante una de las demostraciones de la CGT en enero.

Héctor Daer y Pablo Moyano, durante una de las demostraciones de la CGT en enero.

Ministros como Luis Caputo (Economía) y Guillermo Francos (Interior) afirmaron que el Gobierno no firmará la paritaria del sector por estar arriba de la pauta inflacionaria, lo que fue respondido con una amenaza de paro nacional de 48 horas por parte del gremio camionero. Desde Balcarce 50 señalan que, en caso de darse, la declararán ilegal y llamarán a conciliación obligatoria.

Hay sindicatos pertenecientes a la CGT que mantienen reclamos específicos que atañen a la Ley Bases. Este es el caso de La Bancaria que lidera Sergio Palazzo, que se opuso fervientemente a la privatización parcial del Banco Nación y sus seis empresas satélites que el Gobierno incluyó en el proyecto de ley. Lo mismo sucede con el reclamo del secretario gremial de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, con la propuesta de venta o concesión de Aysa.

Temas relacionados: