Salud

El gobierno de Milei denunció un nuevo "curro" en las obras sociales y modificó un subsidio millonario

La Superintendencia de Servicios de Salud acusó a algunas entidades que supuestamente se hacían pasar por prestadoras para conseguir fondos oficiales

El organismo encargado de regular a las empresas prestadoras de servicios de salud, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) decretó esta semana la reformulación de uno de los principales subsidios que distribuía a las obras sociales a los fines de desfinanciar a las compañías más chicas, las cuales, presumen, funcionaban como sellos de goma para cobrar fondos del Estado.

Según justificaron desde los equipos de Salud, el programa no generó la equidad suficiente entre las entidades y, por el contrario, "ha generado incentivos no deseados y distorsiones en la asignación de recursos", particularmente en las empresas chicas. "Había obras sociales que querían seguir siendo chiquitas y tener menos de 5000 afiliados para recibir mayor cantidad de dinero por afiliado", ejemplificaron cerca de la SSS.

Según comentan, hasta ahora había una enorme cantidad de Obras Sociales que elegían no crecer ni ofrecer mejores prestaciones para no perder subsidios millonarios que recibían, únicamente, por no superar los 5000 afiliados.

"Se le daba un premio a la ineficiencia. Eso no solo era un curro, sino que también generaba una injusticia con el resto de las obras sociales que sí superaban ese número a partir de competir libremente en el mercado", marcaron.

MEDICINA PREPAGA.jpg
El Estado destinaba subsidios más importantes a las obras sociales chicas, y eso generaba asimetrías entre afiliados a diferentes entidades, según el Gobierno.

El Estado destinaba subsidios más importantes a las obras sociales chicas, y eso generaba asimetrías entre afiliados a diferentes entidades, según el Gobierno.

►TE PUEDE INTERESAR: El acuerdo inédito con YPF por los honorarios de la ministra Latorre y la marcha atrás de su renuncia

Los principales cambios

¿Qué cambios se produjeron en el programa? La modificación se produce en dos partes. Por un lado, el subsidio se igualará a todas las compañías; y por el otro, los montos enviados se enviarán directamente al CUIT del subsidiario, sin pasar antes por las obras sociales, que apunta a la quita de intermediarios en la manipulación del dinero.

También hubo una modificación adicional. Hasta antes del decreto, este subsidio se fondeaba de un 80% de la recaudación mensual que se genera por los aportes del 3% de su sueldo que hacen los trabajadores registrados todos los meses para financiar a su obra social. Ahora, el fondo suma completamente (100%) de estos tipos de aportes.

"Con estas modificaciones, se termina con la especulación de Obras Sociales que eran en realidad sellos de goma que no querían crecer ni competir a partir de ofrecer mejores prestaciones, sino que solo elegían subsistir por cobrar subsidios del Estado", explicaron desde la cartera de Salud.

La Superintendencia de Servicios de Salud está a cargo de Gabriel Oriolo. En los primeros meses de gestión realizaron un pedido a todas las obras sociales para que brindaran datos de su plantilla de afiliados.

El Sistema Nacional del Seguro de Salud tiene inscriptas a 296 obras sociales de todo el país, que van desde la más cuantiosa de todas, OSECAC (de los empleados de Comercio y Actividades Civiles), hasta algunas minoritarias como la Obra Social del Personal del Jockey Club de Rosario y la Obra Social Empleados de Agencias de Informes, entre otros.

Aunque no puntualizan cuáles son las que presumiblemente "eran un curro para cobrar subsidios del Estado [tal y cómo lo definen desde Salud]", ejemplifican con el caso de una obra social de 4400 afiliados, que recibía $ 22.000 de subsidio por persona, lo que implicaba un monto 30 veces mayor que una de más de 100.000 afiliados. En números concretos pasará de recibir $ 98 millones a $ 3.7 millones.

La decisión se da en paralelo de la judicialización que el Gobierno y las empresas de medicina prepaga mantienen al respecto de los aumentos de sus prestaciones. Semanas atrás, el Gobierno amplió a 23 la lista de compañías aludidas en la cautelar para retrotraer sus precios.

La semana pasada Sancor Salud, Swiss Medical y Medicus se presentaron y pidieron rechazar el amparo presentado por el Gobierno. El documento niega "lo abusivo" del aumento de sus cuotas denunciado por el gobierno en una acción de amparo que busca, desde el Poder Judicial, desautorizar aquello que había autorizado mediante el DNU.

Las presentaciones fueron hechas ante el Juzgado en lo Civil y Comercial Federal nueve, donde quedó radicado el amparo del Gobierno. Fuentes al tanto de la actuación de la Justicia comentaron a este medio que la resolución judicial no sería demorada y que se espera una decisión para las próximas semanas.

►TE PUEDE INTERESAR: Subió el precio de la licencia de conducir por cambios en el valor de un certificado clave para el trámite