Diario Uno > Política

El dictador Videla volvió a hablar desde la cárcel

El dictador Jorge Videla volvió a hacer declaraciones públicas a la revista española Cambio 16. Consultado sobre el papel que tuvo el matrimonio Kirchner durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional, afirmó que “la pareja, estudiantes de la Universidad de la Plata y novios en ese entonces, no pasaba de participar en los movimientos de agitación estudiantil de aquella época y ninguno de los dos concretó hechos de violencia. Yo los llamaba «simples panfleteros», lo que a mi juicio, generó en ellos un complejo del que buscaron desprenderse cuando fueron gobierno, alentando la guerra por medios no violentos, tal como propone Gramsci”.

Entrevistado en su lugar de detención, Videla dijo que “el tema de los derechos humanos ha perdido relevancia en cuanto se descubrió que, más allá de lo que moralmente significan, fueron usados como arma de presión política que encubre una maraña de negociados (por ejemplo, el Plan de Viviendas del que resultó exclusivamente beneficiada la Asociación de Madres de Plaza de Mayo). Sin perjuicio de ello, puede también haber contribuido el blanqueo al que personalmente hice mención en el libro titulado «Disposición final», del periodista Ceferino Reato”.

El periodista de Cambio 16 que firma la nota le preguntó qué errores, en grandes líneas, reconoce de la dictadura. “A mi juicio, el más grave fue el no darle otra razón de ser que justificara su existencia, luego de haber logrado —a mediados de 1978— su objetivo primario, cual era poner orden frente a la anarquía con que amenazaba el vacío de poder generado por el gobierno de la presidenta María Estela Martínez Perón, después del fallecimiento de su marido. En mi opinión era ese el momento para una apertura política ordenada”, sostuvo Videla.

A la hora de pronunciarse sobre las repercusiones que aparecen cada vez que habla, el dictador Videla dijo: “Con motivo de los documentos escritos por mí y otros hechos públicos, en oportunidad del juicio a las Juntas Militares, decidí llamarme a silencio porque creía que en ese tiempo era la actitud más correcta y conveniente. Transcurrido el tiempo y ante el estado de anomia política que padece la sociedad argentina, provocada por el propio Gobierno, pensé que por las mismas razones de correcta y conveniente, resultaba oportuna la ruptura de mi silencio en las actuales circunstancias. Ese cambio de actitud, como era de esperar, abrió una polémica, animada por la publicación del libro de Reato,”.

Videla fue condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. Además es responsable por el secuestro sistemático de bebés y niños durante el último régimen militar en Argentina.

 Embed      
En el banquillo. Videla ahora es juzgado por el Plan Cóndor.
En el banquillo. Videla ahora es juzgado por el Plan Cóndor.

Te puede interesar...