Más presupuesto

Defensa y Seguridad, entre los que más fondos recibieron de Milei: en qué usarán la plata

Por debajo de Capital Humano y los recursos destinados a la deuda, la reasignación de fondos dispuesta por decreto presidencial en las últimas horas refuerza las partidas que administran Posse, Bullrich y Petri

En la reasignación presupuestaria dispuesta por el Gobierno de Javier Milei, el Ministerio de Capital Humano destaca por concentrar la mitad de los fondos destinados a reforzar las partidas originales de 2023 prorrogadas por decreto.

Detrás de los servicios de deuda y las obligaciones a cargo del Tesoro, asoman otros tres ministerios como los más beneficiados por el reparto nominal de fondos: la jefatura de Gabinete y los ministerios de Defensa y Seguridad.

Si bien nominalmente se destacan del resto del gabinete porque consiguen reasignaciones hasta 266 veces mayor en relación a la cartera menos favorecida, los ministerios que comandan Patricia Bullrich y Luis Petri así como la jefatura en manos de Nicolás Posse no suman la quinta parte de los $ 7.437.409 millones que adicionó Capital Humano gracias al DNU 280/24.

De hecho, apenas totalizan el 7,6% de los nuevos fondos dispuestos a través del decreto 280/24, pese a ser áreas prioritarias en el relato de poder mileísta. Destacan, sí, en comparación con la otra mitad del equipo de ministros de la gestión libertaria.

De los tres, la Jefatura de Gabinete suma la mayor cantidad de recursos con $382.776 millones, seguido por la cartera de Seguridad, con $380.928 millones. Defensa, por su parte, suma la menor porción de los tres, con $355.881 millones.

En términos porcentuales, sin embargo, la cartera de Luis Petri es la que más porcentaje añade, un 21,8%, en relación a su presupuesto original al partir de una base menor. Mientras que Jefatura de Gabinete suma un 21,8% a su billetera y Seguridad, un 19,1%, en relación a sus fondos originales de 2023.

En el orden de ministerios beneficiados, le sigue la Cancillería que añade casi un tercio de sus fondos originales, el 34% para ser precisos. Sin embargo, en términos nominales la cifra es mucho más baja que los ministerios de Defensa y Seguridad, apenas $64.211 millones. Considerando que el grueso de los costos operativos del ministerio de Diana Mondino se encuentra dolarizado, el impacto sobre sus cuentas es todavía más limitado.

El Ministerio del Interior recibe $69.158 millones y en menor medida, ganan con este decreto el Ministerio de Salud ($38.243 millones), el área de Infraestructura ($5.803 millones) y el Ministerio de Justicia ($1.437 millones).

►TE PUEDE INTERESAR: Adorni explicó que la jubilación se pagará en dos veces por motivos "administrativos"

Javier Milei.JPG
El presidente Javier Milei.

El presidente Javier Milei.

A qué se destinan los fondos para Bullrich, Petri y Posse

En el Boletín Oficial del 27 de marzo, el Gobierno publicó el decreto de necesidad y urgencia Nº 280/24, por el cual se autoriza un incremento en el cálculo de recursos por $19.413.669 millones (un 69,2% respecto a los recursos vigentes previos) y un aumento de gastos por $14.483.403 millones (un 36% en relación a las cuentas previas).

Dado que las elecciones pospusieron el debate y sanción del proyecto de Presupuesto 2024, el gobierno de Javier Milei prorrogó por decreto el correspondiente a 2023 con una capacidad de financiamiento para el sistema público exponencialmente menor dada la devaluación y la inflación posterior al 10 de diciembre.

Así y todo, las autorizaciones vigentes de gastos para 2024 implican un incremento interanual significativamente por debajo de la inflación prevista, por lo que aún con el refuerzo de fondos, el nivel de gasto presupuestado no alcanzará para cubrir los costos operativos de los diversos ministerios y organismos descentralizados hasta fin de año.

Si bien la reasignación de partidas asemeja más a un salvavidas para evitar las cuentas en rojo en el corto plazo que podría dejar inoperativos los diversos programas y áreas de los ministerios, el criterio de distribución de las nuevas asignaciones sí dan cuenta de las prioridades de la gestión libertaria.

¿La billetera abierta?

En este sentido, que Capital Humano sume la mayor cuota de fondos, casi el 51% del nuevo paquete, se condice con la promesa de Milei de mantener la "billetera abierta" de la cartera de Pettovello y la necesidad de mitigar el impacto social de sus reformas.

El ministerio ya dio de baja miles de planes denunciando irregularidades y ahora sumó la remoción de 11.853 cooperativas del padrón pero lo cierto es que también proliferan las denuncias de las organizaciones sociales sobre la falta de alimentos en los comedores y merenderos. que recibían asistencia del Estado.

Del mismo modo, que la Jefatura de Gabinete sume más fondos de la mano de uno de los principales puntales políticos de Milei tampoco es casual. De hecho, la Jefatura de Gabinete de ministros obtiene un refuerzo de partidas por $382.777 millones.

Desagregado por rubros, los recursos en manos de Posse se direccionan a incrementar los créditos de la Agencia Nacional de Discapacidad ($355.251 millones), el programa "Pensiones no Contributivas por Invalidez Laborativa" ($295.967 millones) y la "Atención Médica a los Beneficiarios de Pensiones no Contributivas" ($59.284 millones)

Además, se aumentan las partidas operativas para el cuerpo central de administración y finanzas en $4.365 millones; los Servicios No Personales (pasajes, viáticos, servicios, alquiler) en $3.707 millones; Bienes de Uso (materiales y suministros consumibles para el funcionamiento de los entes estatales) en $516 millones, Gastos en Personal en $126 millones y Bienes de Consumo en $16 millones.

A la par, se multiplica el presupuesto para afrontar gastos en personal y de funcionamiento específicos en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, el Conicet, en $16.173 millones, pese a los recortes de personal y becas; el Ente Nacional de Comunicaciones, en $6.551 millones y la Agencia de Bienes del Estado, a cargo de liquidar el patrimonio estatal, en $215 millones, entre otros.

Nicolás Posse.webp
Nicolás Posse, jefe de Gabinete.

Nicolás Posse, jefe de Gabinete.

En el caso del Ministerio de Seguridad, aumenta el presupuesto vigente en $380.928 millones aunque el grueso de esos fondos tiene un destino específico: la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal que se financiará con $303.533 millones extra para afrontar el pago de beneficios previsionales. Se trata de una de las carteras más ponderadas por el gobierno de Milei de la mano de su aliada más estrecha del PRO, Patricia Bullrich.

El SAF Central de Seguridad (gastos administrativos y financieros) aumenta su presupuesto vigente en $41.005 millones destinándose $24.266 millones a Bienes de Uso, $14.595 millones a Bienes de Consumo y $1.056 millones a Servicios No Personales, entre otros. Y un dato destacable es que se incrementan los recursos para Gastos en Personal y de funcionamiento en las fuerzas federales que Bullrich busca empoderar y no solo desde la legislación penal.

Así, el Servicio Penitenciario Federal recibe un extra de $19.344 millones; Gendarmería Nacional, $7.060 millones; Prefectura Naval Argentina, $4.423 millones; la Policía Federal Argentina, $3.110 millones y la Policía de Seguridad Aeroportuaria ($1.822 millones).

Por último, en el caso del Ministerio de Defensa, se añaden $355.881 millones al presupuesto vigente, prorrogado de 2023. Una vez más, al igual que en Seguridad, es el Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares el que aumenta en mayor número sus créditos en $207.459 millones, para beneficios previsionales.

De igual modo, se aumentan los presupuestos para gastos en personal y de funcionamiento en el Estado Mayor General del Ejército ($90.588 millones), el Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina ($27.558 millones),el Estado Mayor General de la Armada Argentina ($15.536 millones) y el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas ($4.165 millones).

También la Subsecretaría de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa suma $2.000 millones y el Servicio Meteorológico Nacional, 769 millones, entre otros.