Diario Uno Política
El gobernador bonaerense aseguró en Mendoza que “las cosas van mejorando” y que en el gabinete económico “hay armonía”. “Yo hablo con todos. Eso no significa que esté de acuerdo con todos”, dijo cuando le preguntaron so

Daniel Scioli: “Se van a desacelerar las expectativas de inflación”

La proyección política de Daniel Scioli desde que confirmó sus aspiraciones presidenciales ha quedado atada a los vaivenes que envuelven al kirchnerismo. Fue en las filas del oficialismo donde se escucharon las principales muestras de hostilidad por no ser un kirchnerista de paladar negro.

Pero esas actitudes viraron tras la derrota electoral del crédito de Cristina, Martín Insaurralde, ante la figura ascendente de Sergio Massa.

Después de mantenerse inmutable frente a las acciones de desprecio de dirigentes y funcionarios del Gobierno nacional, Scioli hizo gala de su lealtad al proyecto cristinista y hoy es uno de los posibles candidatos en nombre de la continuidad.

Si bien aún sigue siendo considerado un kirchnerista impuro, y pese al recelo de agrupaciones cercanas al círculo presidencial, para muchos es la última esperanza para mantenerse en el poder y hacer perdurar más allá del 2015, aunque sea en parte, el proyecto que alumbró hace diez años.

Sobre éste y otros temas, Diario UNO dialogó con Daniel Scioli, aprovechando su visita a Mendoza para los festejos vendimiales.

–Algo distintivo en Ud. es su capacidad para aguantar todo tipo de embates. ¿Cómo saca esa capacidad para procesar las ofensas?

–Es una expresión de responsabilidad y de tener claras las consecuencias de lo que uno hace. He tomado experiencia al ocupar cargos como vicepresidente y luego gobernador de la provincia más grande. Y cuando uno conoce el dolor y la adversidad, se hace fuerte a partir del esfuerzo. Mi último deporte de alto rendimiento, la motonáutica, ha influido. El hecho de golpearme contra las olas requería planificación, equipo, determinación.

–Hay quienes ven en eso un síntoma de debilidad…

–Debilidad sería que no tome posiciones determinantes, como lo es luchar contra el narcotráfico, o decisiones fuertes como ir en una fórmula con Néstor Kirchner para enfrentar a quien me había iniciado en política. Hay que tener fuerza emocional para encarar situaciones complejas en la política.

–¿Está fuerte el narcotráfico en su provincia?

–Nosotros nos pusimos a la vanguardia de la lucha contra las drogas sintéticas y metimos presos a todos. Por eso dicen que el narcotráfico se desplazó a otras provincias.

–El otro tema fundamental es la inflación.

–Se van a desacelerar las expectativas inflacionarias. Cuando vos ponés buenos profesionales en lugares estratégicos, como Fábrega en el Banco Central, Casamiquela en Agricultura, Galuccio en YPF, las cosas salen bien.

–Pero se dice que hay diferencias en el gabinete económico…

–Eso es mentira, hay armonía y todos están alineados con la Presidenta. Además, le van tomando el gusto porque las cosas van mejorando. Hay quienes profesan el desánimo; se decía que nos íbamos a quedar sin reservas, que habría consecuencias institucionales para el país. Algunos opositores creen que así tienen más posibilidades. Yo quiero llevar tranquilidad porque el país está desendeudado, con bajo desempleo, con buen producto bruto. Ahora viene la etapa del desarrollo.

–¿Hay posibilidad de confluencia electoral con Massa?

–Tiene que venir un gobierno de complementación, la oposición debe colaborar. Yo no analizo el tema en términos personales, ni por el nombre de los dirigentes. Hablo con todos, pero eso no significa que esté de acuerdo con todos.

–El año pasado no le deban ayuda para pagar los sueldos, ¿ha mejorado su relación con Cristina después de octubre?

–Lo que hemos logrado es un equilibrio financiero y fiscal porque impulsamos una gran reforma atada al crecimiento. Tenemos armonía con el Gobierno nacional.

–Massa esta juntando firmas en contra de los cambios que han trascendido que quieren hacer al Código Penal, los radicales se han opuesto, Macri está en contra, ¿cuál es su opinión?

–En primer lugar, ya lo dijo la Presidenta, es un anteproyecto en estudio. Yo pienso lo que hice en mi provincia: agravamiento de las penas, limitación de las excarcelaciones…

–Se trata de un perfil distinto del garantismo de un jurista como Zaffaroni, que representa las ideas del kirchnerismo.

–Yo confío en el sentido común, en la racionalidad. ¿Usted cree que van a dejar libres a los delincuentes? Por favor, ahora salen a instalar eso, no subestimemos…

–¿Son los medios?

–Yo no hablo de los medios, al que le quepa el sayo que se lo ponga.

 Embed      

Seguir leyendo