Diario Uno > Política

Cadena perpetua para el ex dictador Bignone

El Tribunal Oral Federal Nº1 de San Martín condenó ayer a prisión perpetua al ex dictador Reynaldo Bignone y al ex comandante de Institutos Militares Santiago Riveros por crímenes de lesa humanidad cometidos en Campo de Mayo en perjuicio de 23 víctimas, entre ellas siete embarazadas que dieron a luz en maternidades clandestinas.

El tribunal condenó además al matrimonio compuesto por Carlos del Señor Garzón y María Morillo por la apropiación de María Catalina Sánchez Ovando, quien recuperó su identidad en 2008, a 15 y 12 años de prisión, respectivamente.

También se les dictó prisión perpetua a los represores Luis Sadi Pepa, Eduardo Corrado y Carlos Macedra. En cambio, a José Somoza se lo condenó a 25 años de prisión; a Julio San Román y Miguel Castagno Monge, 20 años, y a Eugenio Guañabens Perelló, 16 años.

A Osvaldo García, ex director de la Escuela de Infantería y responsable de los delitos cometidos en el Area 450, se le suspendió el proceso por razones de salud.

"Es bueno que les den una condena alta", afirmó la querellante y miembro de Abuelas Alba Lanzilotto, y agregó que "estos juicios son posibles por la lucha de 30 años que lleva este pueblo y un gobierno que empuja a tomar conciencia".

La nieta recuperada María Catalina Ovando de Sánchez señaló que "no celebro que ellos (por sus apropiadores) vayan a la cárcel, pero celebro que no haya impunidad y que la Justicia los haya encontrado culpables", y agregó: "Agradezco a mis abuelos que me buscaron toda la vida; la sociedad tiene que entender que la apropiación no es un gesto de amor".

En tanto, Manuel Gonçalves, quien recuperó su identidad en el año 1997 y acompaña a otros nietos y abuelas en los juicios por apropiación, dijo que "cuando yo recuperé mi identidad reinaba la impunidad en Argentina, tuve la suerte de vivir la caída de las leyes de impunidad sabiendo quién era realmente", y agregó que "tengo claro la diferencia entre esa Argentina y la de hoy. Lo que estamos haciendo es juzgar desde la democracia a esa dictadura genocida", señaló.

En el hospital militar de Campo de Mayo funcionó una maternidad clandestina en donde las prisioneras parturientas eran alojadas para dar a luz, tras lo cual eran separadas de sus hijos, que luego eran entregados a familias conocidas de los militares. Esos hechos fueron conocidos a partir de las declaraciones de sobrevivientes y de enfermeras que atendieron a las víctimas en el área restringida.

 Embed      
Condenado. Bignone era responsable de la guarnición en los años de plomo.
Condenado. Bignone era responsable de la guarnición en los años de plomo.

Seguir leyendo