Política
La letrada es la querellante en la causa de la muerte a golpes de una niña de 3 años, en un caso que puso bajo sospecha a las autoridades de la Dirección de Niñez (Dinaf)

Una abogada acusó a Paco Pérez de marginarla del Poder Judicial por razones políticas

Por UNO

Graciala Cola, la abogada que intervino en uno de los más conmocionantes casos de maltrato infantil en Mendoza, denunció este jueves al gobernador Paco Pérez de haberla marginado de un concurso judicial porque ella cuestionó el accionar del Poder Ejecutivo por la muerte de la niña Luciana Rodrìguez, de 3 años.

A poco de ser criticado por los pliegos de Julio Gómez y Miriam Gallardo para integrar la Suprema Corte de Justicia, el gobernador fue acusado por presunta irregularidades en las elecciones para otros cargos menores del Poder Judicial.

En octubre de 2013 se rindió examen en el Consejo de la Magistratura para ingresar a dos defensorías oficiales de la Primera Circunscripición Judicial. Los resultados se dividieron en dos ternas, una  integrada por Graciela Cola, Federico Forgione y Federico Rapazioli y la otra por Graciela Cola, Federico Forgione y Carolina Alasino.

Si bien la abogada Cola lideró por orden de mérito ambas listas, el gobernador omitió su nombre y envió esta semana a la Cámara de Senadores los pliegos con los nombres de Forgione y Alasino.

Graciela Cola es la abogada que representa a la familia de Luciana Rodríguez, la pequeña de tres años que murió en un caso de maltrato infantil en enero de 2014 y que destapó una serie de irregularidades en el Ministerio de Desarrollo Social, entonces liderado por Guillermo Elizalde, ya que el organismo estaba al tanto de los peligros a los que estaba expuesta la niña.

Esta semana debía comenzar el juicio por la muerte de la menor, que tiene como imputados a sus padres, Jorge Coco Orellano (37) y Rita Evelin Rodríguez (25), aunque una nueva pericia detuvo el proceso judicial. En esa jornada, la abogada señaló en los medios a Pérez por encubrir tanto a Elizalde como a Cristian Bazzin, actual ministro, quienes nunca estuvieron bajo la lupa de la Justicia por el hecho.

Con relación al pliego para defensores oficiales, Cola aseguró que “Pérez dejó de lado el orden de mérito en la misma semana que pedí revisar la responsabilidad política de los funcionarios de su Gobierno por el caso Luciana”.

“Yo rendí en octubre de 2013 y cuando murió Luciana el cargo me lo jugué al truco, pero no me voy a quedar callada. Así es como se mueve todo, con esa mediocridad e impunidad”, aseveró la letrada.

También dijo que el gobernador “tiene las manos manchadas con sangre porque protege a los tipos que matan niños. Siento que mata a Luciana de nuevo cada vez que los refugia”, aludió en referencia a Bazzin y Elizalde.

En esta “persecución” que denuncia Cola, agregó que en enero de 2014 recibió distintos tipos de amenazas. “Me llamaron por teléfono y me decían que me bajara del caso porque me iban a matar. Otra vez fui a la Dirección de Niñez y había fotos de mis hijos de Facebook con carteles amenazantes”, aseguró.

Polémicas designaciones a la Suprema Corte

Hace poco más de un mes, Pérez envió a la Legislatura el pliego con el nombre de Miriam Gallardo para integrar el máximo tribunal de Justicia, el cual fue rechazado por un solo voto, supuestamente porque la senadora oficialista Carina Segovia se equivocó y puso bolilla negra en lugar de blanca.

En los primeros días de este mes eligió al nuevo candidato: el doctor Julio Ramón Gómez, actual director de Asuntos Jurídicos y secretario relator del Tribunal de Cuentas de la Provincia. Gómez también fue director de relacionales laborales de la subsecretaría de trabajo, senador provincial y subsecretario de Justicia.

El caso Luciana

En la noche del 7 de enero de 2014, Jorge Orellano llevó a Luciana hasta la clínica Santa María, ubicada a media cuadra de la casa usurpada donde vivía la familia, en calle Entre Ríos 368, Ciudad. Los médicos no pudieron salvarle la vida a la niña de 3 años y, al notar las graves lesiones que presentaba, avisaron a la Policía.

Minutos después, las autoridades detuvieron a la pareja en el domicilio y algunos cuidacoches de la zona y familiares de ellos develaron que no era la primera vez que Luciana era golpeada.

Por Sebastián Salas

salas.sebastian@diariouno.net.ar / @sebasalas_

 Embed      
Foto: Nicolás Bordón / diario UNO
Foto: Nicolás Bordón / diario UNO

Dejá tu comentario