policiales - Godoy Cruz Godoy Cruz
domingo 29 de octubre de 2017

Un joven quedó preso por manejar ebrio y matar a una mujer

David Gómez (22) atropelló a dos peatones en Godoy Cruz. Tenía 1,50 gramos de alcohol en sangre.

En ocho horas tres muertes ocurrieron en Mendoza a causa de accidentes de tránsito. Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer una serie de siniestros dejaron consecuencias fatales y como víctimas a una señora atropellada por un conductor borracho que está detenido, y a dos jóvenes que perdieron la vida en diferentes circunstancias. Los episodios ocurrieron en Godoy Cruz, Lavalle y Guaymallén.

Alcoholizado
Alrededor de las 21 del viernes, un accidente en Godoy Cruz involucró a tres vehículos y dejó muerta a una mujer y cuatros heridos. David Gómez (22) circulaba en un Renault Clio por calle Primitivo de la Reta en dirección sur-norte cuando al llegar a Sarmiento perdió el dominio del rodado y arrolló a dos peatones. Además, chocó a otros dos autos que estaban estacionados.

Las personas que iban caminando, Carlos Moyano (56) y su pareja, Yolanda Quiroga (53), fueron atropelladas. La mujer sufrió heridas de consideración que requirieron su internación en el Hospital Central. Los médicos le diagnosticaron politraumatismos y pérdida de masa encefálica. Cerca de la 1, Yolanda falleció. El hombre se mantiene en estado reservado.

Los autos que estaban estacionados y fueron chocados por el Clio de Gómez fueron un Hyundai Verna y un Volkswagen Senda. En el primero estaba un hombre que resultó ileso y en el segundo había una pareja con su hija discapacitada. Los tres tuvieron varios golpes como consecuencia de la colisión.

En cuanto a Gómez, quien ocasionó el siniestro, se encuentra detenido a la espera de ser imputado.

secuestrado-2.jpg

El conductor borracho quedó complicado
Es compleja la situación de David Gómez, el joven que estando borracho atropelló a una pareja dejó sin vida a la mujer. También con su auto chocó dos rodados más.

Este hombre está detenido en la Comisaría 37 de Godoy Cruz, a la espera de una serie de pruebas que definan su imputación. Como acusación mínima recibirá la de homicidio culposo agravado por estar en estado de ebriedad, ya que el test de alcoholemia le dio de 1,50 gramos de alcohol en sangre, es decir tres veces más de lo permitido para conducir. Este delito tiene penas de 3 a 6 años.

Sin embargo, más complicado podría quedar sobre la base de elementos que espera el fiscal Carlos Torres. Entre ellos, la declaración de testigos y la imágenes que captaron las cámaras de seguridad de Primitivo de la Reta y Sarmiento. Dependiendo de estos resultados, la imputación podría cambiar a homicidio simple con dolo eventual, que estira la pena de 8 a 25 años. Esta acusación hace referencia a que el conductor con su forma de proceder se representó las consecuencias que podía ocasionar pero mantuvo su conducta.


Fuente:

Más Leídas