Policiales Martes, 31 de julio de 2018

Triple crimen de Maipú: "los acuchilló como animales"

Canal Siete habló con Janet Bruno, quien encontró hace una semana a su mamá, a su hermana y a su hijo asesinados.

Dolor. Janet Bruno durante la nota. Atrás, en un cartel el recuerdo para sus familiares asesinados. 

A poco más de una semana del triple crimen de Maipú que conmociona a Mendoza, Canal 7 entrevistó a quien se conoce como la sobreviviente de esta masacre. Se trata de Janet Bruno, una joven que residía en la vivienda en donde ocurrieron los hechos. Ella perdió a su hijo Yariel (4), a su hermana karen (22) y a su mamá Alejandra Ferreyra (49).

"Es todo muy doloroso, puedo seguir gracias a la ayuda de amigas, compañeras de trabajo y a las pastillas que tomo; sigo como puedo", dijo entre lagrimas Janet.

Al recordar la noche de domingo 22 de julio pasado, explica: "salí a comer con amigas y dejé todo cerrado. Cuando volví me pareció raro ver el portón abierto. Entré y mi mamá estaba acuchillada por todos lados, mi hermana tirada al lado y mi hijo con la cara abierta. Los acuchilló como animales, no me voy a sacar nunca de la cabeza esa imagen".

En cuanto al detenido por el caso, Exequiel Ledesma (23)-novio de karen-, Janet señaló: "ya habían terminado la relación, pero él la llamaba y la llamaba. Ella estaba cansada, no sabía como sacárselo de encima. Estaba en la casa mañana, tarde y noche. Yo sostenía económicamente a mi familia y él era como uno más, pero no trabajaba. Eso me molestaba".

El fin del noviazgo del acusado y Karen es para los pesquisas el móvil de los homicidios. Ledesma al parecer no quería aceptar esto y desató su furia esa noche. Primero habría matado a su pareja, luego a su suegra y por el último al pequeño Yariel.

"Había limpiado todo con la mopa, yo la encontré llena de sangre. El perro entró, estaba oliendo a mi mamá y a mi hermana mientras yo quería despertar a mi hijo. No es que se manchó todo como dicen", asevera Janet en relación a la coartada del sospechoso y a las zapatillas que la policía le secuestró con sangre.

"Lo llamé y la pregunté si había entrado a mi casa y me dijo que si, que estuvo un rato y después se fue. Pido que la justicia actúe rápido y se sepa la verdad. Yo ya no tengo nada".

Dejanos tu comentario