policiales - hospital Saporiti hospital Saporiti
jueves 22 de marzo de 2018

Tremenda paliza a un joven para que no volviera a golpear a su novia

Es hijo de un hombre que murió este domingo por las quemaduras que sufrió presuntamente en un hecho de violencia con su esposa.

Un joven de 26 años recibió una tremenda golpiza por parte de los familiares de su ex novia, a quien habría golpeado hasta herirla. El acusado quedó internado con custodia policial. Es el hijo de un hombre que murió el domingo pasado en Rivadavia luego de prenderse fuego en un hecho de violencia de género con su pareja.

El hecho ocurrió el miércoles, cuando el joven fue a la casa de su ex pareja, de 24 años, en calle Millán Norte y Puebla, de Rivadavia, donde tuvieron una pelea. Allí el hombre golpeó a la mujer hasta lastimarla en la cabeza y escapó.

Los familiares de la herida la llevaron hasta el Hospital Saporiti donde detectaron que tenía un corte en el cuero cabelludo.

Más tarde, el agresor volvió a la casa de su ex novia con un arma blanca y se enfrentó a sus ex cuñados, quienes le dieron una tremenda paliza por haber golpeado a la joven y por haber regresado a la casa.

Tuvo que ser asistido en el Saporiti donde constataron que tuvo pérdida de conocimiento por golpes en la cabeza, un corte en la cara y un balazo en su pierna derecha, por lo que quedó internado con custodia policial.

Antecedente familiar
Su padre, Roberto Zarandón, de 44 años, murió en la madrugada del domingo en el Hospital Lagomaggiore luego de haber sufrido quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

Esto habría sido como consecuencia a un hecho de violencia de género que tuvo con su pareja en su casa, de Rivadavia.

La mujer denunció que desde el viernes el hombre la tuvo encerrada en una habitación de su casa, de calle Martín García, del barrio San Isidro Ladrador, de Rivadavia.

En la mañana del sábado Zarandon habría sacado combustible de una moto de él y roció a la mujer, parte de la habitación y a él con el combustible.

En un instante la mujer, de 47 años, logró escapar de la habitación, se encerró en el baño, por allí pudo salir por una ventana, y pidió ayuda a los vecinos debido a que se había desatado un incendio en el interior.

El hombre fue rescatado en muy mal estado, debido a que tenía el 80 por ciento de su cuerpo quemado y afectadas las vías respiratorias, y a la 1.45 del domingo murió.

Fuente:

Más Leídas