policiales - Julieta Silva Julieta Silva
jueves 02 de noviembre de 2017

Tras 50 días presa, Julieta Silva se reencontró con sus hijos

La acusada por el homicidio de su novio, Genaro Fortunato (25), ya goza de prisión domiciliaria y está con su familia. Ahora espera la nueva imputación de la fiscalía.

Julieta Silva (29) volvió este miércoles a su casa, después de las 19, le colocaron la tobillera electrónica y un rato después fue visitada por sus dos hijos. La mujer está acusada por el homicidio de su novio Genaro Fortunato (25), el pasado 9 de septiembre a la salida del bar La Mona, de San Rafael.

La imputada, que arrolló a la víctima con su vehículo, fue trasladada por personal del Servicio Penitenciario hasta su casa de la calle Tres de Febrero, donde cumplirá, por orden del Tribunal de Menores que hizo la apelación en la causa, la prisión domiciliaria por la muerte del joven rugbier.

Al regresar a su vivienda, Julieta pudo volver a ver a sus hijos, un pedido que también había hecho su ex pareja Pablo Tabanera a la fiscal Andrea Rossi.

Según su papá, Andrés Silva, en la noche del martes cenó pizza junto con los pequeños. Luego se fue a dormir sola y estuvo de muy buen ánimo.

En diálogo con Andrés, el hombre señaló que "por orden del abogado Alejandro Cazabán ni yo ni ella vamos a dar declaraciones a la prensa".

Este miércoles se acercaron algunas amigas al domicilio de Silva, que estará acompañada por su papá mientras dure la prisión preventiva.

Esta situación seguirá al menos hasta que la fiscal vuelva a imputar a la acusada, como lo ordenó el Tribunal Penal de Menores luego de la apelación pedida por Florencia Garciarena, la primera abogada que tuvo y que participó en la audiencia de prisión preventiva.

La fiscal tendrá dos alternativas para acusar a Julieta, la primera por homicidio culposo agravado (pena de 3 a 6 años) o por homicidio simple con dolo eventual, que arriesga una condena de 8 a 25 años.

Cambio en la acusación
La sospechosa estaba imputada por homicidio agravado por el vínculo y por alevosía, con pena de prisión perpetua. La nueva carátula será de homicidio culposo o simple, delitos con una condena más leve.
Fuente:

Más Leídas